Casa Real SOCIEDAD

Las pruebas confirman que el Rey ya no tiene infección tras la nueva operación

AGENCIAS.- El Rey se levantó el viernes por la tarde y dio sus primeros pasos por la habitación con apoyo, al mismo tiempo que los análisis clínicos a los que ha sido sometido confirman que ha desaparecido la infección que padecía.

En concreto, en el parte médico leído este mediodía por la directora gerente del Hospital Universitario Quirón, Lucía Alonso, se afirma que «los resultados provisionales de la biopsia y cultivos van confirmando la desaparición del proceso infeccioso».

Don Juan Carlos «ha pasado una buena noche y mantiene estables las constantes», y según el parte médico el viernes por la tarde se levantó «y dio unos pasos por la habitación con apoyos».

Además, el monarca «inició su dieta habitual con apetito y buena tolerancia a los alimentos», un día después de que fuera intervenido para reemplazar la prótesis provisional de su cadera izquierda por una definitiva.

El parte médico lo firman el doctor Miguel Cabanela y el jefe del servicio médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano, ya que el doctor Robert Trousdale, de la Clínica Mayo de EEUU, que también participó en la operación del monarca, ya ha regresado a Estados Unidos. El próximo parte médico se difundirá a las 12.00 horas del domingo.

Don Juan Carlos recibió el viernes por la tarde la visita de los Príncipes con sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía. También le acompañaron la Reina y la Infanta Elena.

El jefe del Estado fue operado el jueves con éxito para implantarle la prótesis definitiva en su cadera izquierda. Los médicos creen «superada» la infección de origen desconocido que motivó la retirada del primer implante que el Rey llevó en su cadera izquierda, y que le colocó en noviembre de 2012 el doctor Angel Villamor.

Don Juan Carlos no recibirá el alta antes del lunes. En los próximos dos meses tendrá terminantemente prohibido hacer viajes largos, de más de ocho horas, pero podrá presidir la Pascua Militar del próximo 6 de enero, si evita estar mucho tiempo de pie, según el criterio de los médicos.

Aunque es difícil hacer una previsión, Don Juan Carlos debería poder caminar con normalidad, sin ningún tipo de apoyo, para primavera, aunque podría dejar las muletas incluso antes, entre dos y tres meses después de la operación.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario