Sin categorizar

Expertos internacionales se citan en Tenerife para abordar nuevas técnicas anestésicas

Elblogoferoz.- El Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito a la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, acoge estos días el VI Curso Avanzado en Técnicas Intervencionistas para el Tratamiento del Dolor Crónico y el IV Simposium Actualizaciones en Dolor Crónico.

Este encuentro, consolidado como una cita indispensable en otoño para los profesionales en dolor que deseen profundizar en las últimas técnicas y tratamientos para abordar el dolor crónico en pacientes complejos, recibe en esta sexta edición a más de una veintena de especialistas procedentes de diferentes puntos de España y América con el fin de profundizar en los conocimientos teóricos y prácticos anatómicos necesarios en técnicas intervencionistas.

Organizado por los profesionales del Servicio de Anestesiología del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria y la Unidad del Dolor, también participan en su coordinación el Hospital Bellvitge (Barcelona), el Hospital Rey Juan Carlos (Madrid), el Hospital Universitario Quirón (Madrid) y la Clinica Universitaria de Navarra.

En pequeños grupos, los especialistas rotan durante estos días por las instalaciones de la Unidad del Dolor y la Unidad de Cirugía Sin Ingreso examinando casos prácticos en pacientes reales que presentan un difícil control del dolor, empleando para ello diversas técnicas novedosas apoyadas en el uso de fluoroscopia y ecografía,  que permiten la  localización anatómica de la diana o target a diferentes niveles (cervical, dorsal, lumbar y sacro). Una vez localizadas las dianas dolorosas, los especialistas han empleado otro tipo de técnicas, como la radiofrecuencia bipolar pulsada y convencional para poder controlar el dolor.

Por otro lado, también se realizó la conferencia por el profesor Goicoechea de la Universidad Juan Carlos I., “Pueden las neuronas recordar el dolor”, enmarcada en el Curso de Actualización Ten Topics en Dolor, en el que se profundizó en los últimos estudios sobre dolor neuropático, dolor irruptivo y el uso de opioides, desde el conocimiento de las bases biológicas y de las actualizaciones más recientes de tratamientos farmacológicos.

La figura de las Unidades de Dolor

El dolor es una de las causas más frecuentes de las visitas de los pacientes a las consultas médicas ya que se convierte en un elemento invalidante capaz de mermar la calidad de vida de quien lo sufre. Desde el punto de vista médico, el dolor se trata en primer lugar con farmacoterapia; pero si el resultado no es el deseado, se utilizan otros procedimientos para remitirlo, como las intervenciones mínimamente invasivas y las quirúrgicas.

Los nervios son los transmisores de la sensación del dolor, de ahí que para controlarlo haya que trabajar con estos canales conductores.  En este punto aparece la figura de las Unidades de Dolor en el tratamiento del dolor agudo o crónico y su papel consiste, básicamente, en bloquear la sensibilidad de determinados nervios o terminaciones nerviosas para evitar que la señal de dolor o sufrimiento llegue al cerebro, lo cual requiere conocimiento anatómico, control de visualización imágenes y el uso de técnicas intervencionistas como bloqueos, radiofrecuencia, neuroestimulación y analgésicos intratecales.

“Gracias a las técnicas percutáneas poco invasivas que se efectúan en las Unidades del Dolor, se consigue mejorar la calidad de vida de un paciente erradicando el sufrimiento y el dolor, aunque siga teniendo una enfermedad de base”, determinan los especialistas del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, quienes colaboran a diario con los profesionales sanitarios de Rehabilitación, Neurocirugía, Oncología Radioterápica o Cuidados Paliativos, entre otros.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario