Sin categorizar

Canarias permitirá a los alumnos que no aprueben la reválida de la ESO estar en el sistema educativo

AGENCIAS.- El vicepresidente y consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, ha anunciado este miércoles que el Ejecutivo regional permitirá a los alumnos que no aprueben la reválida de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) estar en el sistema hasta los 17 años.

En concreto, explicó que los estudiantes que al finalizar la ESO no aprueben la reválida y, por tanto, no pueden hacerse con ese título, en Canarias se dará la posibilidad de que estén en el sistema hasta los 17 años con el fin de no comprometer a los alumnos a esa situación.

De esta forma, aseguró Pérez, en declaraciones a los medios momentos previos al encuentro que ha mantenido con representantes del sector educativo para analizar la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que así se pretende proteger «directamente a los estudiantes que más dificultades tienen para avanzar» en la educación obligatoria y que se encuentran en programas de refuerzo.

Agregó que son esos programas de refuerzo lo que «están permitiendo generar un alto nivel», ya que finalmente los estudiantes  triunfan en la ESO y «no quedan al margen del sistema». Además, apuntó que «más del 85 por ciento de esos estudiantes» que se mantienen en la ESO a través de los citados programas terminan con el título de la ESO.

«Se mantendrá aunque la LOMCE prevé disminuir en un curso estos grupos de refuerzo, nosotros lo mantendremos los tres cursos de la ESO (2º, 3º y 4º)», apuntilló.

Estas medidas, dijo, están dirigidas a combatir la LOMCE en aspectos que «afectan a la igualdad de oportunidades y de calidad educativa» porque, subrayó, «la calidad tiene que afectar a la inmensa mayoría».

Asimismo, consideró que se trata de una ley que «va a generar cambios, que no van a ser positivos en el ordenamiento educativo», por lo que reiteró la oposición del Gobierno de Canarias a la LOMCE y que «es compartida esa oposición por la mayor parte de quienes trabajan en la educación, los representantes de la familia, de los estudiantes, del profesorado».

Por último, afirmó que si finalmente el Congreso aprueba la norma, en el próximo curso ya afectaría a los cursos impares de Primaria y al de Formación Básica de la ESO que entraría a funcionar.

Respecto a este curso de Formación Básica, Pérez dijo que existe una «contradicción con el propio título de la ley porque pretende enviar allí a los alumnos con dificultades en la ESO y por estar un año le van a dar el título», sin embargo indicó que prefiere «recuperar, reforzar, trabajar» con esos alumnos para que cuando tengan un título, «el título no diga mentiras».

«Por eso cuando lo saquen de ese sistema, nosotros mantendremos ese sistema y no iremos contra la ley. Será una opción de calidad que tendrán todos los alumnos», concluyó.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario