Sin categorizar

Rechazo a la idea de Ashotel de que se permita a los hoteles canarios abrir ‘mini casinos’

AGENCIAS.- El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, al igual que los sindicatos CC OO y UGT, han rechazado hoy la propuesta de que se implante la «barra libre» en el sector del juego en Canarias y pide que esté «retringido» a determinados horarios y recintos con condiciones de acceso «limitadas», en respuesta a la idea lanzada por el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quien abogó este verano por la liberación de los casinos en las islas para que los hoteles que quieran puedan abrir una sala de juegos en sus instalaciones, algo que para el sector del juego sólo arroja un «absoluto desconocimiento de Marichal de lo que está hablando».

Para los casinos canarios, la irrupción del modelo de ‘mini casinos’ en Canarias «sólo terminaría de dar la puntilla» a un sector ya muy perjudicado.

A juicio de Rodríguez,  «la crisis afecta a todos los sectores, y también a este, porque es un elemento de consumo y evitable, por lo que es razonable que impacte, pero no estoy de acuerdo con la liberalización absoluta», señala a Europa Press.

En su opinión, «salvo que lo demuestren, queremos que el juego esté regulado con potentes impuestos y sometido a los controles públicos pertinentes, y aunque tendríamos que discutirlo con la patronal hotelera, no vemos valores añadidos».

Para Rodríguez, «el sector del juego se debe restringir, y que cada hotel sea un casino, no me convence».

Por su parte, el secretario general de Comercio y Hostelería de Comisiones Obreras (CC OO) en Canarias, Manuel Fita, ha afirmado que llevar a cabo una liberalización para que cada hotel tenga un ‘mini casino’ es una iniciativa que «está abocada al fracaso».

   Así lo ha manifestado el sindicalista en declaraciones a Europa Press, siendo contundente en que la posición de CC OO sobre estos ‘mini casinos’ es absolutamente contraria.

No se oponen en cambio, explicó, a «grandes proyectos» para crear un hotel con casino que traigan consigo una buena inversión y la generación de puestos de trabajo.

En este sentido, vio con buenos ojos que la nueva licencia esté vinculada «a un nuevo proyecto donde de verdad se hagan casinos como debe ser, no un sitio donde vas a jugar, sino un sitio que tiene su restaurante, su sala de fiestas, su espectáculo y que, dentro, tenga también su opción del casino para que no sea un centro donde la gente va exclusivamente a jugar».

Fita hizo especial hincapié en que CC OO estaría de acuerdo con estas iniciativas siempre que haya un proyecto donde una empresa construya «un hotel de superlujo de cinco estrellas y que, dentro de la iniciativa, haya que darle la licencia para que tenga un casino». «Estamos en contra de la privatización, pero sí estamos a favor de dar entrada a nuevas empresas siempre y cuando haya una buena inversión detrás que genere puestos de trabajo», aseveró.

UGT, en contra

Mientras, el secretario general de la Federación de Trabajadores, de Comercio, Hostelería, Turismo y Juegos (CHTJ) de Gran Canaria y miembro de la gestora regional de UGT, Alfredo Vera, ha tachado de «locura» crear ‘mini casinos’ en los hoteles y ha recordado que Canarias no es conocida turísticamente por el juego como puede ser otro destino como Las Vegas.

   «En Canarias hay cinco casinos y no se abren más porque los que están apenas sobreviven. Intentar abrir un casino en cada hotel es una locura. Primero tenemos que potenciar lo que tenemos y, una vez superado eso, se hablará, porque hoy por hoy crear un ‘mini casino’ en cada hotel no lo veo viable», explicó en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, comentó que los posibles puestos de trabajo que se crearían, cuestión que vio muy «clara», serían a costa de los ya existentes en los casinos actuales, unos negocios que «lo están pasando mal».

   «Los casinos han reducido muchos puestos de trabajo y una competencia de esas características será la muerte de los casinos. Si ahora le hacemos una competencia en cada hotel, lo que vamos a hacer es hundir lo poco que tenemos», apuntó.

Vera hizo especial hincapié en que los jugadores que existen en Canarias «son los que son» y que el turista que visita el archipiélago no es jugador, puesto que los casinos actuales no se llenan. «Canarias no es conocida como Las Vegas, donde la gente va a jugar. Canarias es conocida por otras cosas», insistió.

Por su parte, no se quiso olvidar de la importancia que tienen las salas clandestinas a la hora de hacer una competencia «desleal» a los casinos. «Se debería controlar eso, y luego, a partir de ahí, empezar a hablar», concluyó.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario