FIRMAS

Las compañías aéreas desoyen las quejas de los pasajeros que las mantienen. Por Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una consultora llamada Reclamador.es, especializada en casos de demandas del sector aéreo, ha hecho una encuesta de un año de trabajo de campo entre algo más de seis mil clientes y con los datos obtenidos ha elaborado un listado de aerolíneas que peor atienden las reclamaciones que presentan los pasajeros, leemos en el periódico digital hosteltur.com. La conclusión es que a las compañías aéreas les importa poco las reclamaciones de los usuarios. Algo que no es nuevo, hasta que el escenario en el que se mueven no cambie. Y puede que algún les llegue la hora frente a tanto abuso y descaro.

La palma se la lleva LAN Airlines: la compañía chilena no sabe, no contesta. No hay negociación posible y el silencio es su estrategia permanente, lo cual es motivo de demandas judiciales frecuentes. Air Europa (2º) responde pero con excusas y trata de desalentar al pasajero sobre posibles reclamaciones. Ryanair (3º) se sale por la tangente y ofrece un teléfono 807 de pago a la cuenta del cliente, pero si la demanda es favorable al pasajero, entonces trata de llegar a un acuerdo cómo sea, para evitar el paso por los tribunales.

Vueling (4º) primero no sabe, no entiende, no contesta pero cuando llega la papeleta judicial entonces aplica aquello de “parlarem”. Alitalia (5º) tiene una página web en italiano para hacer las reclamaciones. Si les gusta bien y si no, también. Pullmantur no contesta y cuando lo hace pasa el problema a la agencia de viajes para quitarse el lío de encima. Air France (7º) tampoco facilita la labor a los pasajeros y pone excusas que no siempre son ciertas. Conviasa (8º) se acoge a la ley chavista (no pierdan el tiempo) y si paga, lo hace en bolívares. Y British Airways (10º) obstruye todo lo posible para cansar al pasajero que, al igual que en todas las demás, ha pagado por adelantado un servicio que no siempre es el adecuado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario