INTERNACIONAL SOCIEDAD Solidaridad Sucesos

Catorce españoles, desaparecidos en Filipinas mientras la ONU cifra en 11 millones a los afectados

AGENCIAS.- El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación trata de localizar a 14 españoles en la zona de Filipinas afectada por el tifón ‘Yolanda’, ha admitido este miércoles el jefe del departamento, José Manuel García-Margallo.

Se trata de 10 turistas y de cuatro residentes cuya «suerte» desconoce el departamento, ha informado el ministro en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso, donde esta mañana ha defendido la partida que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) prevé para su Ministerio en 2014.

García-Margallo ha pedido «no alarmarse demasiado» por el hecho de no haber podido contactar todavía con estos 14 españoles, ya que, ha recordado, las líneas telefónicas están caídas en la zona afectada por el tifón, cuya fuerza devastadora ha sido «tres veces y media» más de lo que supuso el Katrina.

En el área de Bisayas golpeada por el tifón residen unos 645 españoles. De momento no se tiene constancia de que haya víctimas mortales entre ellos, pero la mayoría ha sufrido «gravísimos daños» en sus propiedades, ha señalado el ministro.

Además de los residentes, hay 15 turistas en la zona. El Ministerio tiene localizados solo a cinco de ellos.

El departamento ha activado la sala de crisis de la Unidad de Emergencia Consular, donde pueden llamar aquellos familiares o amigos preocupados por la suerte de sus allegados en Filipinas. Personal del Ministerio les atiende en el teléfono 91 394 89 00.

Los españoles en situación de emergencia en Filipinas deben llamar en cambio a este otro número: 09 17 826 60 46.

Tanto la Embajada como los servicios consulares y el personal de la Oficina Técnica de Cooperación en Filipinas trabajan día y noche intentando contactar con todos los españoles para poder informar a sus familias, ha añadido el ministro.

Ayuda humanitaria

García-Margallo ha recordado que la cooperación española ha decidido enviar dos aviones a Filipinas con ayuda humanitaria. El primero de ellos lleva 15 toneladas de material para atender a unos 2.500 damnificados, entre tiendas de campaña, lonas impermeables, mosquiteras e instrumentos para potabilizar agua. La carga la aportan Acción contra el Hambre y Cruz Roja, junto con la AECID.

La segunda aeronave, que movilizan Cruz Roja y la AECID, lleva 40 toneladas de material para suministrar agua potable a 70.000 personas al día, han precisado a Europa Press fuentes de la AECID.

En los aviones viajan cuatro técnicos de la agencia que evaluarán sobre el terreno qué necesidades se precisan. El ministro ha valorado la carga de las dos aeronaves en unos 631.000 euros.

Además de participar en el envío de estos dos aviones, la AECID ha desembolsado 200.000 euros. De ellos, 50.000 se destinarán a la Oficina Técnica de Cooperación, para que compre allí material de ayuda.

Llamamiento de la ONU

  Las agencias de la ONU han hecho un llamamiento de fondos este martes solicitando 301 millones de dólares (casi 225 millones de euros) para atender a los 11,3 millones de afectados por el paso del tifón ‘Yolanda’ la semana pasada por Filipinas, de los que 673.000 se han visto desplazados de sus hogares.

   La principal partida será la destinada al reparto de alimentos, con 76 millones de dólares; seguida por la de alojamiento, con 46 millones; educación, con 25 millones; agua y saneamiento, con 22 millones; y salud, con 21,5 millones.

Con estos fondos, las agencias de la ONU trabajarán para hacer llegar ayuda alimentaria a tres millones de afectados, principalmente mediante la distribución de galletas altamente energéticas y arroz, así como estableciendo programas de trabajo a cambio de alimentos, entre otras iniciativas.

Igualmente, se prestará ayuda nutricional a 100.000 niños y 60.000 madres. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que este mes habrá unos 8.000 nuevos nacimientos y unos 1.600 abortos en las zonas afectadas por el tifón, cuyas necesidades básicas, al igual que las de enfermos crónicos de otro tipo, deberán ser atendidas.

Las agencias humanitarias pretenden prestar servicios sanitarios básicos a hasta 9,8 millones de personas, ayudando a recuperar los centros sanitarios de la zona que se han visto afectados e instalando otros nuevos con el fin de ofrecer a las personas enfermas la atención que necesitan.

Asimismo, se tratará de suministrar de forma inmediata agua y saneamiento para unas 500.000 personas mediante la instalación de puntos de suministro de agua, la reconstrucción de la red de agua potable, la instalación de letrinas y el reparto de kits higiénicos

Por otra parte, se trabajará para dar cobijo y bienes básicos a al menos 562.000 personas. La ONU estima que de los más de 673.000 desplazados, el 55 por ciento se encuentran en centros de evacuación, mientras que el resto han sido acogidos por las propias comunidades o se encuentran en campamentos improvisados.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario