Canarias Moda SOCIEDAD

MODA. Oswaldo Machín, romanticismo entre volcanes. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.- Casas pintadas de blanco que iluminan paisajes de lava y mar, contraste de colores, de sensaciones, de momentos que pasan lentos bajo un Sol que se funde entre la arena de unas playas de ensueño. Un despertar entre volcanes que duermen en el corazón de una isla mítica y única. Cuna de artistas y fuente de inspiración que emana desde las entrañas de la tierra para esculpir arte entre fuego. Un Lanzarote que late a un ritmo distinto, pausado, resguardado del soplar del viento tras los muros de su Geria, envuelto en cristales de sal y, sobre todo, bajo un cielo que se transforma en magia tras cada amanecer.

Oswaldo Machín nació rodeado del  poder de la naturaleza que impregna su tierra y de esa savia que da vida a un paraíso mecido por el mar. Un mundo onírico que empezó a bordar entre telas de Carnaval, de las que enhebraba fantasía, brillo y, sobre todo, ilusiones. Así fueron, diecisiete años atrás, los comienzos de un hombre que hoy se ha convertido en un referente de la moda, tanto del pret a porter como dentro de un sector del lujo y del glamour en el que ha ido especializándose con el paso del tiempo: las novias.

El diseñador Oswaldo Machín (c) junto a dos de sus novias en la reciente Feria de Bodas de Teguise. / Foto: Alejandro Díaz.
El diseñador Oswaldo Machín (c) junto a dos de sus novias en la reciente Feria de Bodas de Teguise. / Foto: Alejandro Díaz.

El creador lanzaroteño, ganador del II Concurso de Jóvenes Diseñadores de Tenerife, ha abierto su nuevo atelier en su isla natal especializado en novias

“Empecé en la moda por casualidad, cuando apenas tenía 15 años, trabajando para asociaciones culturales y juveniles de Lanzarote con las que colaboraba en las fiestas patronales. Me encargaba de hacer el diseño de los escenarios y de organizar las galas de misses. De ahí me fui poco a poco introduciendo en el mundo del Carnaval, donde pude dar rienda suelta a la imaginación. Animado por otro gran artista y maestro, Rogelio Toro, decidí al final irme a estudiar a la Escuela de Diseño y Patronaje de A Coruña,  donde me formé en el mundo de la alta costura”, explica Oswaldo Machín.

Diseñador de novias

Una vez terminó sus estudios, el diseñador regresó a su isla natal y comenzó a trabajar en la tienda de novias que tenía su hermana. Allí hacía sus diseños que luego llevaba a una empresa de Zamora para que los confeccionaran. No obstante, la suerte le acompañó en uno de estos viajes y un día esa misma empresa lo contrató para que comenzara a diseñar para ellos. “Gracias a esta oportunidad aprendí todo lo que hoy sé referente a la confección industrial, aunque sin perder la esencia artesanal. Fueron dos años intensos pero gratificantes, aunque en 2003 decidí regresar a Lanzarote y montar mi propio taller de costura, donde empecé a desarrollar mis creaciones de novia y fiesta que compaginaba con las del Carnaval”, destaca.

Vestido de noche de Oswaldo Machín.
Vestido de noche de Oswaldo Machín.

Oswaldo empezaba así a abrirse un hueco en su isla, pero a finales de 2004 recibió la llamada del empresario Javier López de Uralde para formar parte del nuevo equipo de la firma de novias Deuralde en Madrid. “Estuvimos negociando mucho las condiciones, y al final llegamos a un acuerdo y acepté la propuesta. Me marché a trabajar a esta empresa, donde realicé dos colecciones nupciales que se presentaron en Cibeles y que fueron todo un éxito. A raíz de ahí, la firma empezó a crecer y en menos de un año ya contaba con más de 17 tiendas en España, además de otras en Italia y Portugal”, añade.

Tras este período de expansión, el diseñador canario decidió por motivos personales regresar de nuevo a su tierra y continuar con su labor artesana en su pequeño taller, hasta que en el año 2009 le comentaron la posibilidad de presentarse al II Concurso de Jóvenes Diseñadores de Tenerife Moda. Ilusionado con este nuevo reto, creó su colección ‘Naturaleza móvil’, inspirada en tres conceptos: la arquitectura de Lanzarote, la obra de César Manrique y la ecomoda, influenciado por los contrastes cromáticos de su Isla. Una unión de conceptos, formas y volúmenes arriesgados y juveniles, “aunque sin perder ese glamour femenino que intento transmitir en todas mis colecciones”, subraya el diseñador, que le llevaron a convertirse en el gran ganador de esta edición.

Otra de las propuestas de alta costura del diseñador canario. /Foto: J.P.
Otra de las propuestas de alta costura del diseñador canario. /Foto: PJ.

“Lograr el primer premio de este certamen fue un auténtico trampolín para mi carrera como diseñador, pues me permitió una proyección fuera de mi Isla que nunca antes imaginé. Con el dinero del premio abrí un punto de venta en Madrid y, además, contraté un gabinete de prensa que me ayudó a  posicionarme en muchos medios de comunicación nacionales, como la revista ‘Cuore’ o el magazine de ‘El Mundo’. Además, pude vestir a muchas celebrities como la cantante Malú cuando actuó en la gala de la Reina del Carnaval de Las Palmas, o a actrices y modelos como Laura Sánchez, Eugenia Silva o Ruth García, que ganó la edición de Factor X, entre otras. Además, participé en el calendario Doce Cenicientas vistiendo a otras artistas y todo ello contribuyó a que la clientela creciera, pues la mayoría querían comprar lo que veían puesto en las famosas”, recuerda.

El creativo prepara su nueva colección 2015 para novias y comunión. / Foto: Sabine.
El creativo prepara su nueva colección 2015 para novias y comunión. / Foto: Sabine.

El diseñador lamenta que no exista un plan de apoyo a la industria textil por parte del Gobierno de Canarias para todos los creativos de las Islas

Un mundo de la fama que comenzaba a saborear aunque a un alto precio que le fue imposible poder mantener en el tiempo. “Si hubiese estado adscrito a un colectivo de moda, como el de Tenerife, pues quizás podría haber seguido y tener ahora el triple de reconocimiento. Pero la falta de ayudas me llevó a desistir de este sueño”, lamenta el diseñador. “El Cabildo de Lanzarote no tiene un plan estratégico para la industria de la moda como en cambio lo tiene el de Tenerife o el de Gran Canaria. Pero no achaco el problema a estas instituciones, sino al propio Gobierno de Canarias. Es muy triste que no exista un plan de apoyo a nivel regional para los diseñadores y que desde el propio Ejecutivo no se fomente la industria textil, sino que tengan que hacerlo determinadas islas por la propia demanda de los creadores. En el caso de Lanzarote, ya me dirás qué demanda vamos a hacer al respecto, cuando cuesta tanto movilizar a los diseñadores de aquí para sacar adelante un proyecto. En ese sentido, tengo muy claro que no soy la madre de nadie ni que voy a dejar de lado lo mío porque el resto no crea en lo suyo”, ironiza.

Oswaldo Machín al término de su reciente desfile nupcial celebrado este fin de semana en Lanzarote.
Oswaldo Machín al término de su desfile nupcial celebrado este fin de semana en Lanzarote. /Foto: Lanzaventura.

Machín empezó con 15 años en el mundo de la moda y llegó a vestir a celebrities durante el tiempo en que tuvo su propia tienda en Madrid

Una agria crítica, no exenta de razón, a la que añade otro de los grandes problemas a los que se enfrentan hoy en día los diseñadores noveles: el cliché que las ha impuesto el propio mercado. “El problema en España es que parece que los jóvenes tienen que hacer mamarrachadas o cosas excéntricas para destacar y llamar la atención en el mundo de la moda, por muy buenos que sean. Si presentas un traje sastre es que no te hacen  ni caso, de ahí el rol que ahora se ha impuesto al joven diseñador, que parece obsesionado con crear piezas exageradas, tanto en volúmenes y formas, que tristemente no venden”, matiza.

Alta costura

Oswaldo Machín huye de pagar este precio por conseguir un minuto de fama y, por ello, ha optado por bordar su nombre al de unas creaciones de alta costura en las que viste a la mujer de glamour, romanticismo y sensualidad, interpretando una nueva tendencia del lujo para bordarla de brillos y fantasía en su nuevo taller y atelier que abrió hace menos de un año en su isla. “Estoy muy contento con el éxito de mi tienda, la cual me aventuré a abrir el pasado mes de diciembre y en la que se ofrece un servicio integral a los novios a través de diferentes corner con otras empresas asociadas de joyería, fotografía, eventos o lencería. Una pareja puede venir aquí y no sólo encargarme el vestido de la novia o de la madrina, sino que pueden encontrar todo lo necesario para celebrar su enlace. Además, curiosamente, es un espacio que está teniendo mucha aceptación entre los residentes en la Isla que no son canarios, sobre todo extranjeros, pero que deciden casarse aquí”, explica.

Vestido de fiesta en tonos verdes que resalta la figura y la sensualidad de la mujer. / Foto: A.A.
Vestido de fiesta en tonos verdes que resalta la figura y la sensualidad de la mujer. / Foto: Airam.A.A.

Se ha especializado en trajes de novia y fiesta, porque «hoy es el único diseño de alta costura que una empresa pequeña se puede permitir»

Un mundo de novias en el que se siente feliz y del que reniega a salir. “Un vestido nupcial es una prenda que estiliza a la mujer el día más importante de su vida y, actualmente, conforma el único diseño de alta costura que una empresa pequeña se puede permitir. Para cualquier diseñador el sueño máximo es poder vivir creando trajes personalizados y elegantes y yo, hasta ahora, tengo la gran suerte de poder hacerlo. Es algo maravilloso”, destaca.

Encajes, forros, pedrería, plumas y tules bordados que se entallan al cuerpo de la mujer envolviéndola de seducción y femineidad en una gama cromática que abarca desde los blancos rotos a los marfiles, champagne o tostados, paleta de color que además marcará la nueva temporada nupcial. Vestidos confeccionados bajo los principios de la arquitectura, con acabados perfectos, bien armados, y que estilizan las curvas femeninas a base de ballenas internas, corsés y cinturas entalladas. Un aire retro, muy años 50, donde escotes o espaldas descubiertas hacen un guiño al romanticismo más sexy.

 

El diseñador junto a sus novias en la pasarela de Vegueta, en Gran Canaria.
El diseñador junto a sus ‘best seller’ de novias en la pasarela de Vegueta, en Gran Canaria.

Así es una novia Oswaldo Machín, ceñida en un vestido artesano,  personalizado y exclusivo, en el que los encajes de chantilly, tanto bordados como sin bordar, se funden en un degradé de cortes y formas que hacen única a cada mujer. Una nota característica que marca las creaciones de este diseñador conejero, y por la que vuelve a apostar en la próxima colección para 2015, la cual ya prepara y de la que este pasado fin de semana presentó un adelanto en el marco de la II Feria de Bodas y Eventos que se celebró en Lanzarote.

Nueva colección nupcial para 2015

“Mi nueva propuesta nupcial va a estar centrada en dos líneas, una evasé en la que predominarán los escotes palabra de honor, barco y las maxifaldas con superposición de tules, lo que conferirá un aire muy romántico a los vestidos, y otra de corte sirena donde destacarán las siluetas entalladas y los escotes corazón, barco y las espaldas abiertas. Todo con una gama cromática ya típica de mi firma, como son los blancos rotos, marfiles o la nueva apuesta, los tostados. Me gusta mucho la mezcla de tonalidades para que el vestido tenga riqueza, por ello volveré a apostar por tonalidades champagne con encajes en marfil, a los que complementaré con ese toque de brillo a base de broches, lentejuelas o plumas”, añade.

Diseño de fiesta de la firma Oswaldo Machín, con un toque muy Marilyn Monroe.
Diseño de fiesta de la firma Oswaldo Machín, con un toque muy Marilyn Monroe.

Su nueva colección de novias se centrará en dos líneas: evasé y sirena, además de una pequeña colección para vestir al hombre el día de la boda

Asimismo, otra novedad que centrará la firma de este creativo canario será su primera incursión en el mundo del hombre, para lo cual está preparando una colección cápsula de trajes de novio que complementarán su línea nupcial. “Quiero empezar a vestir al hombre para el día de la boda y para ello ya estoy en conversaciones con varios sastres para que sean los encargados de confeccionar mis diseños. Es un nuevo campo donde investigar y, además, ampliar ventas”.

Retos

Un nuevo reto al que se enfrenta este creativo, el cual tiene otra idea en mente: presentar una gran colección nupcial en Cibeles o en la Fashion Bridal Week de Barcelona. “He decidido no hacer este año casi nada de Carnaval, salvo el diseño para una comparsa, para poder centrarme en realizar una gran colección con la que ir el próximo año a la Península. Nunca me ha gustado trabajar pensando en metas futuras, pero en este caso quiero tener mi propio stand en estas ferias dedicadas a la novia para intentar posicionar mi firma a nivel nacional”, adelanta.

Romanticismo y sensualidad, con un aire muy años 50, son las características de sus creaciones.
Romanticismo y sensualidad, con un aire muy años 50, son las características de sus creaciones.

Igualmente, otro de los retos inmediatos se centra en el inicio de una nueva campaña en Fuerteventura, donde su firma quiere instalar un nuevo punto de venta para atraer a la clientela de la isla vecina. Un hecho que, además, se unirá a la puesta en marcha en poco tiempo de la nueva web Oswaldo Machín, la cual ayudará a reforzar la marca con la apertura de su tienda online, donde ofertará complementos nupciales como chaquetillas o velos. “Los trajes de novia, comunión o fiesta no se venderán en esta tienda virtual porque es muy difícil que un vestido de mis características, personalizado y a medida, pueda adquirirse sin pruebas previas sobre la novia. Por ello, en principio, lo que se ofrecerá serán los complementos para ese día”, concreta.

Detalle de las perchas de su atelier de  Lanzarote donde muestra sus creaciones.
Detalle de las perchas de su atelier de Lanzarote donde muestra sus creaciones. /Foto: Sabine.

Vestidos para esa ocasión especial que realiza este diseñador a partir de unos bocetos que nacen en su nuevo atelier y que tras confeccionarse a mano salen al mercado a unos precios que oscilan entre los 300 y 1.200 euros por pieza. Sueños bordados de coquetería y elegancia donde la alta costura se pone al servicio de la aguja artesana para tejer de sofisticación el día más importante de cada mujer. Consciente de que para labrarse un nombre en el mundo de la moda hay que trabajar muchísimo, algo que a su juicio “parece que olvidan las nuevas generaciones”, lo cierto es que a sus 32 años Oswaldo Machín puede enorgullecerse de haber sabido bordar su firma al lujo más exquisito. Lanzarote es la tierra donde, por el momento, sigue creando su fantasía y sobre cuyos volcanes pone una nota de color, al igual que esas casas pintadas de blanco sobre un paisaje de lava y mar.

 

Esta sección está patrocinada por:

Banner SILBON 500x160

 

 

 

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario