Agroeconomía Canarias Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA

El sector del Vino pide un trato «igualitario, justo y equilibrado» en el reparto de las ayudas del POSEI

Elblogoferoz.- El sector del vino canario se opone rotundamente al actual reparto de las ayudas del POSEI y pide “un trato igualitario, justo y equilibrado” con respecto a otras producciones en el nuevo reparto de las ayudas del POSEI. Esa es la postura unánime de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO), tras celebrar, recientemente, su Asamblea Extraordinaria en la sede de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Esta entidad, que es de carácter regional y aglutina el 80% del Sector Vitivinícola, es claramente contrario al estatus actual e insiste en pedir una distribución más objetiva y justa de las ayudas procedentes de la Unión Europea (UE), dirigidas a los productos agrícolas canarios y fijadas en el POSEI.

Hasta el próximo 12 de noviembre es la fecha que tiene el Sector Agrario para pronunciarse sobre las nuevas medidas que se contemplan en el marco del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (POSEI) – REA de la Comisión Europea para el periodo 2014 – 2020, ahora en período de exposición público. El objetivo es adaptar éste al actual “Tratado de Lisboa” y al proceso de “Liberalización de Servicios”.

En estos momentos, Europa subvenciona al Sector Agrícola Canario con 268 millones de euros al año, de los que 231 millones corresponden al POSEI y 36 millones se dirigen al Régimen Especial de Abastecimiento (REA). En el marco de las ayudas contempladas en el POSEI, más del 61% van destinadas al sector plátano, es decir, un total de 141 millones y el resto, unos 90 millones, para los demás sectores.

Para el presidente de AVIBO, Hugo Luengo, el nuevo planteamiento de este programa “se aleja de los principios de equidad e integración que defiende el nuevo Programa Europeo, además de congelar en el tiempo un trato privilegiado para determinado sector en detrimento de otros”.

En este sentido, considera que hay que «terminar con los agravios comparativos» que sufre la uva en cuanto al reparto de estas ayudas frente a otros productos del sector primario del Archipiélago. El sector vitivinícola es el que menos ayudas públicas directas recibe de todo el sector agrario en Canarias, con una aportación inferior al 6% del valor total de la producción de esta actividad a precios de mercado, según explica Hugo Luengo que, añade, además, que la viña ocupa hoy 18.000 hectáreas de cultivo en Canarias y “no puede seguir siendo tratada como la cenicienta del agro canario”.

Además de ello dentro de la Ficha, el POSEI contempla la “Financiación Adicional”, que para el caso del vino representa el 74,37%, de su cuota y que el Estado Miembro luego de adquirir el compromiso de abono, no paga a la fecha.

Desde AVIBO se teme que se siga incumpliendo con los compromisos adquiridos en esta financiación adicional por parte del Gobierno de España y del Ejecutivo Canario. En este sentido desde el sector del vino la única manera de dar credibilidad al POSEI es cumplir con los compromisos adquiridos por Madrid y Canarias, que a la fecha siguen sin pagar.

Habiendose además congelado la Ficha POSEI, es preciso abordar dos problemas “repartir recursos limitados” y permitir “flexibilidad en el tiempo”, de forma equitativa. La propuesta de AVIBO es crear un mecanismo de flexibilidad anual, que estaría dotado con el 5% del total de la Ficha POSEI, es decir con 13,40 millones de euros/año, que deberían ser distribuidos en régimen de equidad y gestionados de manera conjunta para abordar los problemas del Sector Agrario. De facto ello se ha hecho este año con el REA y permitiría por ello conformar un nuevo instrumento para el desarrollo Agrario de Canarias. Promoviendo la iniciativa, la empresa, los nuevos sectores, el I+D+i, los procesos de Internacionalización.

AVIBO plantea que los empresarios del sector “no queremos subvenciones sino comprensión, para que se entiendan nuestras prioridades”, que hoy, a grandes rasgos, también pasan por la convergencia hacia una denominación de origen única con la marca Canarias, la potenciación del proceso de Internacionalización del Vino, el fomento de economías de escala entre el sector y el desarrollo de una Ley de la Viña y del Vino específica para Canarias, del desarrollo del soporte urbanístico-administrativo que potencie las actividades complementarias ligadas a la cadena de valor del vino, de políticas de marketing y de inversión en I+D+i, además de la limitación de la competencia desleal e ilegal y de la lucha contra el fraude practicado con la uva de fuera, que sirve para hacer vino que luego se vende como Canario.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario