Sin categorizar

Un investigador escocés, en Tenerife para colaborar con dos grupos de Investigación del HUC

Elblogoferoz.-La Unidad de Investigación del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, está de enhorabuena. Desde hace dos unos meses cuenta con un colaborador de mucho prestigio. Se trata del Profesor  David Gillespie, que proviene del Instituto Beatson para la Investigación de Cáncer de Glasgow en Escocia y que recientemente ha obtenido una de las plazas del proyecto IMBRAIN de la Universidad de la Laguna.

El motivo de su interés en trasladarse a Tenerife durante dos años ha sido el trabajo que se realiza a través de dos grupos de esta Unidad del HUC sobre el control del ciclo celular, cómo responden las células a las agresiones externas y su influencia en la aparición de un cáncer, liderados por Raimundo Freire y por Veronique Smits, un trabajo similar al que llevaba a cabo el escocés en el Instituto Beatson.

Los estudios de los tres grupos se centran en las bases moleculares del cáncer y el estudio de genes que previenen su mutación, y por tanto de riesgo de cáncer, cuando el ADN de células se daña a través de factores, como pueden ser el consumo de tabaco o la exposición a luz ultravioleta.

Además de analizar cuál es el papel de un gen específico en los mecanismos de reparación, separando a un gen del resto, estudiar cómo actúa las proteínas que participan en este proceso y el cambio que experimentan con el objetivo de conocer más sobre esta enfermedad; la intención también es poder influir en la mejora de los tratamientos.

Teniendo en cuenta que el cáncer es resultado de la pérdida del control normal que regula la proliferación y la diferenciación de las células y que los tratamientos, normalmente de radiación y/o quimioterapia, dañan o inhiben la replicación de ADN, la investigación que llevan a cabo estos grupos está interesada en la comprensión de los mecanismos moleculares que permiten a células de un tumor responder y sobrevivir a la tensión de estos tratamientos mientras que en otros casos no lo hacen.

Si se llegara a entender estos mecanismos y cómo ellos actúan recíprocamente con aquellos que regulan el crecimiento de célula normal y la división, se podría trabajar en diferentes alternativas de explotar las mutaciones encontradas en células de cáncer para llevar a cabo  unas terapias más eficaces.

Por lo tanto, el trabajo de Gillespie supone un apoyo mutuo y colaboración entre los tres estudios. David Gillespie ha trabajado con células de pollo (muy similares a las humanas) mientras que los equipos del HUC se han centrado en investigación en células humanas

Para Raimundo Freire, director Laboratorio de Investigación del HUC y líder de uno de estos grupos, “trabajar con David Gillespie supone un privilegio para nosotros” y para el científico escocés “una oportunidad de trabajar conjuntamente dándole más peso a este aspecto del estudio del cáncer”. Añadió que ha encontrado cantidad y calidad en la labor que desarrollan los profesionales en la Unidad de Investigación del centro hospitalario.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario