FIRMAS Juan Velarde

Proyecto HOY: Un primer aniversario lleno de solidaridad. Por Juan Velarde

Proyecto HOY cumple en estas fechas su primer aniversario y, a tenor de lo que ha pasado a lo largo de estos 365 días, se puede decir con toda la seguridad del mundo que se ha conseguido el objetivo más importante, mover los cimientos de la sociedad tinerfeña para que, de manera totalmente desinteresada, se vuelquen en el sostenimiento de la solidaridad bien entendida. Proyecto HOY no es una ONG al uso, no es una plataforma que sirva de tapadera para otros fines nada generosos.

Esta iniciativa nació con el firme propósito de llevar ayuda y unas gotas de felicidad a los más necesitados y a fe que se ha conseguido con creces. Evidentemente, ahora queda seguir trabajando en la misma línea. Igual que el mar no se puede vaciar con un dedal, la pobreza y la marginalidad social son otros océanos que se antojan cuasi infinitos, pero no por ello hay que dejar de caer en la desidia, sino levantarse todos los días con el ánimo a tope, dando lo mejor de sí para conseguir, al menos, que unas personas no se vayan tristes en el estómago y, sobre todo, en el alma.

Las acciones durante este año han sido variadas y todas ellas sobresalientes. Allá donde la administración no había conseguido (o querido ) llegar, las gentes que conforman este maravilloso Proyecto no han puesto reparos a sacrificar sus horarios postalaborales, días festivos o fines de semana para repartir alimentos, artículos de higiene y de primera necesidad o juguetes. Quedará para siempre en la memoria colectiva la alegría de los ocupantes de la antigua fábrica de la Celgán, en el barrio santacrucero de Tío Pino, cuando no sólo se les visitó en diferentes fechas para llevarles alimentos o compartir con ellos parte de las navidades, sino también como muchos de ellos, gracias a las gestiones realizadas por Proyecto Hoy, disfrutan a día de hoy de una vivienda digna gracias a que se les consiguieron alquileres sociales.

También Proyecto HOY está coordinando a las ex trabajadoras de la cooperativa Mararía, unas mujeres que, de un día para otro, se vieron en la calle y con la cerrazón de un Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que intentó pasarle a quien fuera una verdadera papa caliente. Pero ahí estaba Proyecto HOY para demostrar a estas verdaderas currantes que no estaban solas y que no van a dejarlas en la estacada. De hecho, era tal su drama que más de una de estas mujeres no tenía, literalmente, nada para dar de comer a su familia. Proyecto Hoy se puso manos a la obra y hace sólo unas semanas procedió al reparto de alimentos entre estas ex empleadas de Mararía.

Muchas otras personas se han visto respaldadas por el Proyecto HOY, desde personas que precisaban en su casa una nevera o artículos para un bebé recién nacido. En todas esas empresas ha puesto esta asociación su empeño para llegar, cuales Santa Claus disfrazados de gente de carne y hueso, hasta esos semejantes apurados por una acuciante necesidad. También se han realizado diversas actividades con niños disminuidos funcionales, desde talleres, la grabación del vídeoclip oficial con la que se presentó en sociedad Proyecto Hoy hasta la realización de algunos senderos por los parajes más emblemáticos de la isla de Tenerife.

Y esta bonita historia, por supuesto, continuará mientras haya personas que, lamentablemente, tengan que recurrir a estas voluntariosas personas que, tomándome una licencia poco original, son como el Equipo A, nadie sabe a veces dónde están, pero si tienen una necesidad pueden recurrir a ellos. Seguro que nos les fallarán.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario