Canarias Cultura Espectáculos SANTA CRUZ SOCIEDAD

El Espacio Cultural El Tanque acoge dos espectáculos de danza y videocreación

Elblogoferoz.- El Festival Internacional de las Artes del Movimiento de Tenerife 2013 (FAM’13), organizado por el Cabildo de Tenerife, presenta en el Espacio Cultural El Tanque de Santa Cruz de Tenerife dos producciones a cargo de Teresa Lorenzo y Andrés Beladiez y Karla Kracht tituladas El desencanto de Mefistófeles y Zoomwooz, respectivamente. El evento tendrá lugar este jueves 31 de octubre a las 21 horas con entrada libre hasta cubrir aforo.

Esta versión definitiva de El desencanto de Mefistófeles es fruto de la residencia de investigación realizada por la bailarina y coreógrafa canaria en el Auditorio de Tenerife “Adán Martín” el pasado mes de marzo. Una producción en la que, en sus propias palabras, habla “de la maldad del ser humano que ha superado con creces al propio mal, encarnado por Mefistófeles, o sea, mi cuerpo. Este personaje en la pieza no habla desde su poder, sino desde su vergüenza”. De esta manera se enfrenta sola en el escenario a los fantasmas que azotan a la sociedad desde el comportamiento individual.

La idea de este solo de danza proviene, según afirma Teresa Lorenzo, de que “vivimos en un mundo saqueado por banqueros, multinacionales, aristócratas y demás vampiros. El ser humano está siendo atrozmente sometido a un orden mundial en el que impera el mercado: Es arrasador, ofensivo, vergonzoso, engañoso… Todo esto despierta ira en mi interior, y de ahí proviene el trabajo, esa es la semilla. En este proceso muchas cosas han cambiado, pero no se han quedado atrás”.

Por su parte, Zoomwooz es un espectáculo audiovisual con cientos de actores pequeños y multitud de micro escenarios diferentes. Algo parecido a cine en directo. “Es difícil de clasificar dado que se alimenta de muchas disciplinas: vídeo en directo, juegos de sombras, teatro, animación por ordenador, música, efectos especiales… Imagínate un plató donde dos intérpretes desarrollan una historia utilizando una cámara de video, una linterna y varias paredes donde proyectar lo que se graba en directo. Imagínate que además le incluimos animaciones  generadas por ordenador, algo así como dibujos animados con una estética cercana a la ciencia ficción y al cómic”, afirman sus autores.

“Hay que imaginarse asimismo que el espectador es testigo al mismo tiempo de la construcción de la historia pudiendo elegir en todo momento entre la acción final (el resultado de lo que los intérpretes-manipuladores hacen) y el cómo se  construye todo en el más absoluto directo, sin trucos, a la vista de todos”. Es un espectáculo multidisciplinar que se aleja de la frialdad a la que la tecnología nos tiene acostumbrados, donde prima la emoción y el discurso.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario