Sin categorizar

El IEO vigilará desde una boya satelital las anomalías del agua sobre el volcán herreño

AGENCIAS.-El buque oceanográfico del Instituto Español de Oceanografía (IEO) Ángeles Alvariño navegará hasta la isla de El Hierro para colocar una boya satelital que controlará las anomalías físico-químicas del agua sobre el volcán submarino que surgió hace dos años y que sigue mostrando actividad.

Según ha informado el instituto de investigación, el Ángeles Alvariño realizará la segunda campaña del proyecto VULCANO en 2013 (Volcanic eruption at El Hierro Island. Sensitivity and Recovery of the Marine Ecosystem), que presta especial interés a la zona de erupción submarina en la isla canaria.

Así, los investigadores colocarán una boya de grandes dimensiones que medirá en tiempo presente parámetros como temperatura superficial, salinidad, la concentración de oxígeno disuelto, la presión parcial del CO2 o el pH de la superficie del océano sobre el volcán submarino y, además, realizarán un intenso muestreo físico-químico, geológico y biológico alrededor de toda la periferia de la isla.

Estos datos serán recogidos en intervalos de tres horas y enviados vía satélite a una central receptora en tierra ubicada en el Centro Oceanográfico de Canarias del IEO. Además, los datos estarán disponibles para toda la sociedad en tiempo presente a través de la página web del proyecto www.vulcanoelhierro.es a partir del 10 de noviembre.

Durante la presente campaña, además se realizará un estudio exhaustivo de 15 días de duración alrededor de la isla de El Hierro. Se analizarán en torno a 40 parámetros físico-químicos y biológicos como temperatura, salinidad, concentración de oxígeno, nutrientes, pH, CO2, alcalinidad, carbono inorgánico total, clorofila, zooplancton, fitoplancton y bacterias, etc., en 47 puntos estratégicos desde la superficie hasta el fondo del océano.

Estos análisis permitirán determinar la evolución de las anomalías físico-químicas registradas hace ya dos años y que aún perduran muy localizadas en el cono primario y conos secundarios del volcán submarino.

También se realizará una nueva y completa cartografía del volcán para determinar cuál es su tendencia evolutiva, ya que desde marzo de 2013, la cima se encuentra a 87 metros con respecto a la superficie, tres metros más superficial que la última cartografía publicada con datos de diciembre de 2012.

En esta ocasión, los investigadores de Vulcano contarán además con un VOR (Vehículo de Observación Remota), el cual lleva alojado una cámara acuática de altísima resolución con el objetivo de obtener imágenes del proceso de desgasificación que sigue activo en el cono principal y en los distintos conos secundarios.

Finalmente, se realizarán extracciones de material sólido del fondo en el cráter y colada lateral para conocer la evolución de la colonización faunística del nuevo fondo marino.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario