FUERZAS DE SEGURIDAD ESTADO NACIONAL SOCIEDAD

DOCTRINA PAROT. Los etarras que esperan salir de prisión suman condenas de 14.100 años

AGENCIAS.- Los terroristas de ETA que esperan abandonar la cárcel tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contraria a la aplicación de la ‘doctrina Parot’ suman 241 condenas por asesinatos y más de 14.100 años de penas de prisión, según datos recabados por Europa Press.

Los mismos abogados de Inés del Río que lograron la condena a España por el Tribunal de Estrasburgo hicieron pública una lista de 56 etarras en prisión para los que pedirían la excarcelación inmediata. Se trata de reclusos que defienden que ya deberían estar en libertad si no se les hubiera aplicado la ‘doctrina Parot’.

Esta cifra ha quedado en 52 presos después de eliminar de la lista a la propia Inés del Río, ya en libertad, a Antton Troitiño, excarcelado por Reino Unido, al etarra Bautista Barandalla, que salió de prisión en 2009 por una enfermedad incurable, y a Juan Manuel Piriz, ya excarcelado también por la Audiencia Nacional.

El grupo de reclusos que exige su excarcelación inmediata cuenta con un sanguinario historial en el que destacan casos como el de Domingo Troitiño, con 22 asesinatos en su ‘curriculum’ criminal entre atentados con resultado de muerte y asesinatos directos. Por estos crímenes ha cumplido 26 años de cárcel de los más de 1.118 a los que fue condenado.

También pretenden salir de prisión los etarras Juan Carlos Arruti Azpitarte, condenado a 1.285 años y con 24 víctimas en su haber, o Antonio López Ruiz, alias ‘Kubati’, condenado a 1210 años y once meses por 21 asesinatos.

Supera también los 1.000 años de condena Juan José Zubieta Zubeldia, condenado a 1.851 años, cuatro meses y siete días y con diez víctimas mortales en su historial. Miembro del ‘comando Barcelona’, participó en atentados como el perpetrado en 1991 contra la casa cuartel de Vic, en el que murieron ocho personas.

Asesinatos

Un fijo en las reivindicaciones del entorno de ETA a la hora de pedir la excarcelación de presos enfermos es Iñaki Erro, condenado a 947 años y nueve meses por cuatro asesinatos directos, seis atentados con resultado de muerte y diversos delitos como asesinatos frustrados, detención ilegal, robo o tenencia de explosivos; de los que lleva 26 años en prisión.

El etarra Gonzalo Rodríguez Cordero es otro de los terroristas que aspiran a abandonar próximamente la cárcel y que cuenta con un sangriento historial. Cumple condena en prisión por 24 asesinatos, entre ellos el del niño Luis Delgado o el perpetrado en la plaza de la Cruz Verde de Madrid en el que murieron cinco militares.

En la cruenta lista figuran etarras miembros de algunos de los comandos más sangrientos de los años 80 y 90. Otro ejemplo de ello es el ‘curriculum’ de Juan José Legorburu, con 14 víctimas mortales a sus espaldas entre 1979 y 1985 y más de 746 años de condena. O Fernando del Olmo, que  tiene 688 años de condena por nueve víctimas mortales.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario