Sin categorizar

La creación automática de documentos legales llega por fin a España

Agencias.-La cultura del “hazlo tu mismo” alcanza por fin los sectores más conservadores. Y es que la crisis obliga a las empresas a idear nuevas soluciones que se ajusten al bolsillo de una ciudadanía cada vez más integrada en internet.

Si bien el sector jurídico es por su complejidad uno de los más herméticos y resistentes a la aplicación de nuevas tecnologías, existen algunas facetas altamente susceptibles a la automatización, como es el caso de la documentación legal. Por eso, algunas empresas innovadoras ya se han puesto manos a la obra. Esta novedosa herramienta permitirá la generación automática de documentos legales adaptados a las necesidades de los usuarios internautas, reduciendo considerablemente los costes económicos y temporales al ofrecer un servicio prácticamente instantáneo y altamente confiable.

El proceso para la creación y uso de un documento legal sigue un patrón muy claro: aportar datos identificativos o circunstanciales, dar respuesta a ciertas preguntas clave, ordenar la información y ajustar el contenido y el formato a la legislación vigente de cada país en la materia que se trate.

Contratos de: alquiler, empleado/a del hogar, compraventa o confidencialidad son solo algunos de los modelos de contrato más buscados en la red. Pero en muchas ocasiones es complicado saber a qué legislación está ajustado un documento, a qué país pertenece o si realmente nos  haría el papel necesario como documento legal válido ante un tribunal. Por estos motivos, la media de tiempo invertido a la hora de crear un documento legal por cuenta propia (con la ayuda de Google)  no baja de los 70 minutos y los resultados a menudo acarrean cierta inseguridad.

Esta nueva tecnología permitirá reducir este tiempo a 5 minutos, ajustando el resultado a las necesidades concretas del usuario a la vez que cumple la misión de asesoramiento incluyendo recomendaciones de uso con cada documento. Además, estos sistemas cuentan con la ventaja del almacenamiento en la nube, que nos permitirá acceder a la documentación en cualquier momento, bien desde un dispositivo móvil o un ordenador con conexión a internet.

“Pruébalo y decide tu mismo” es el eslogan principal de esta iniciativa, que paso a paso y con buena letra, apunta muy alto y reinventa el precio por las cosas bien hechas, modernizando el sector jurídico a golpe de bit.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario