FIRMAS Juan Velarde

Desespañolización de Iberia. Por Juan Velarde

¿Cuánto tiempo le queda a Iberia para despedirse de todos los españoles? A decir verdad, ni en la propia empresa tienen claro a estas alturas de la película que a la aerolínea de bandera le quede demasiado tiempo de vida. Absorbida hace ya algunos años por British Airways, Iberia ha ido perdiendo todas sus señas de identidad, pero ya lo de esta semana ha sobrepasado el surrealismo con esa nueva cara que el señor presidente de la compañía Antonio Vázquez ha presentado en sociedad, un cambio de cara que liquida casi cualquier vinculación con España, una completa falta de respeto hacia la línea que era bandera de nuestro país dentro y fuera. Vamos, se deja el nombre de Iberia como único nexo de unión con lo anterior, pero de resto, nada de nada.

20131019172007-00000000aaaaaaaaaa11111aiberia.jpg

Iberia se ha ido dejando comer el terreno en todos los ámbitos, sobre todo, al margen de marcas y logotipos corporativos, en lo que respecta a su radio de influencia. Una línea que era referencia con Sudamérica, Norteamérica y que había implantado rutas con el lejano Oriente, resulta que no sólo pierde muchos de esos trayectos, sino que también ha abandonado a su suerte muchas conexiones dentro de España y del resto de Europa. Vamos, que entre la pasividad de sus directivos y la destreza de la competencia, el caso es que Iberia es una mera sombra de lo que era.

Esto, evidentemente, ha contribuido a poner en riesgo una barbaridad de empleos porque, en aeropuertos donde Iberia sólo vuela una vez al día, ¿para qué tener tantos trabajadores? Vamos, que a poco que se pongan, la misma persona que hace el checking, posteriormente también la ponen en la puerta de embarque.

¿Y quién se ha beneficiado de todo esto? Pues, obviamente, British Airways, que se ha hecho con las mejores rutas que tenía Iberia y, dentro de esa alianza, los británicos ya han dicho que sobra lastre, es decir personal, y que, por tanto, Antonio Vázquez, que en breve dejará la presidencia de la compañía tras cumplir la misión de dejarla hecha unos zorros, debe seguir enviando a trabajadores al paro. Lo triste de todo es que dentro de unos años sólo nos quedará en España, como compañía propia, Air Europa, que dentro de las trabas que le han puesto, especialmente no poder meter baza en la Terminal 4 de Barajas (aunque parece que eso puede revertirse en poco tiempo), ha conseguido asentarse en el mercado y ser la aerolínea de referencia para muchísimos pasajeros, incluido este quien les escribe.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario