FIRMAS Salvador García

Presupuestar para frustrar, también en Canarias. Por Salvador García LLanos

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año no contentan ni a dirigentes, autonómicos y locales, del Partido Popular (PP). Natural: ven las orejas al lobo, recuerdan lo que ocurrió a cargos públicos socialistas bien consolidados y que en el mandato anterior recibieron el castigo en las urnas, en cierto modo dirigido a las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero. Temen que les ocurra lo mismo, por mucha recuperación de la quehacen bandera propagandística ministros y otros fieles.

Independientemente de esta circunstancia, el análisis inicial de los PGE en el ámbito canario está también ofreciendo un notable grado de crítica y rechazo. Baste contrastar algunas cifras para entender las razones de la disconformidad presupuestaria.
Por ejemplo, la inversión pública en las islas. En el período comprendido entre 2011 y 2014, las islas han recibido 555 millones de euros menos que la medida de las Comunidades Autónomas. Una vez más, por cierto, se incumple lo dispuesto en el Régimen Económico Fiscal (REF).
En los presupuestos del año próximo, otro ejemplo, mientras la medida de la inversión del Estado asciende a 215 euros por habitante, en las islas es de 155 euros, o sea, cada canario recibe 60 euros menos. La brecha es mayor si se compara con las Comunidades más beneficiadas.
Hay porcentajes aún más preocupantes. Las políticas de fomento del empleo, sin ir más lejos, sufren una reducción del 20%, al pasar de 86 a 69 millones de euros. En cuanto a carreteras, sólo hay 51 millones de euros consignados de los 225 comprometidos.
Todos estos descensos ponen en evidencia que el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), concebido para corregir los desequilibrios económicos entre las comunidades autónomas, disminuye en un 35% al quedarse en solo 44,6 millones de euros.
En definitiva, que los PGE denominados por sus mentores de la recuperación, son las cuentas de la frustración. También en Canarias.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario