Sin categorizar

Damos la nota. Por Eduardo García Rojas

* Víctor Álamo de la Rosa presenta este viernes, 20 de septiembre, su última novela Isla nada (Tropo Editores), un título en el que su autor pone fin a su universo literario de Isla Menor. Álamo de la Rosa explica que su Isla Menor es una metáfora de El Hierro, de ahí el paisaje, los lagartos, las situaciones que plantea en una ficción que, prácticamente, ha definido hasta ahora su narrativa. Ello me hace preguntar por dónde irá a partir de ahora las nuevas historias del escritor. Qué temas explotará tras dejar atrás seis libros en los que construyó un imaginario que cuenta con devotos lectores y una señas de identidad que son ya marca de la casa.

El acto tendrá lugar, decíamos, este viernes a las 19 horas en Santa Cruz de Tenerife, en el salón de actos de la MAC Mutua de Accidentes de Canarias (c/Robayna, 2), y supone el pistoletazo de salida de una gira de promoción que también lo llevará a Venezuela, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria, Los Realejos y El Hierro.

Isla nada relata “la historia de un aviador nazi que tras perder la guerra decide montar un curioso zoológico donde exhibir seres humanos, y la vida de un famoso tenor catalán que debido a las asombrosas adicciones sexuales de su esposa comienza a perder su portentosa voz”. Con estos hilos argumentales teje Víctor Álamo de la Rosa su nueva novela, cuatrocientas páginas, “por la que desfila una galería de personajes y una variedad de paisajes que llevarán al lector desde las discotecas de Río de Janeiro a los suburbios de Sierra Leona, desde los poblados esquimales del Ártico al parque del Retiro madrileño, pasando por El Hierro, Tenerife, Galicia, Francia, Marruecos, Canadá, un sinfín de apasionantes viajes que desembocarán en una isla misteriosa, asediada por un volcán, en la que los personajes empezarán a dudar de su propia existencia”.

* El Premio de Poesía Pedro García Cabrera, que anualmente otorga la Fundación CajaCanarias, ha recaído en la presente edición en el poemario El tiempo de los lémures, de Daniel Bernal Suárez. El galardón, dotado con 3.000 euros, lleva aparejado la publicación de la obra objeto de distinción.

En esta última convocatoria del certamen poético se presentaron más de medio centenar  de obras originales, de entre las cuales se seleccionaron diez trabajos finalistas. El jurado estuvo formado por Jorge Rodríguez Padrón, Nilo Palenzuela, Olvido García Valdés y Carlos Pinto Trujillo, y actuó como secretario el jefe de Acción Cultural de la Fundación CajaCanarias, Álvaro Marcos Arvelo.

Daniel Bernal Suárez (1984) cursa estudios de Ciencias Biológicas por la Universidad de La Laguna y ha obtenido varios premios literarios como Cruzarte, de Puerto de la Cruz (segundo Premio de Poesía en 2006 y 2010; segundo Premio y Accésit de Relato Corto en 2007), Félix Francisco Casanova (mención especial de Poesía en 2006 y 2007), Primer Premio de Poesía en el certamen Ciudad de Tacoronte (2008), así como con el Premio Internacional de Poesía Luis Feria (2011). Algunos poemas suyos han sido publicados en las revistas literarias Letralia Destiempos, Enfocarte e Isla negra. Colabora  con el Colectivo Artes y Letras en el desarrollo del Encuentro Internacional Tres Orillas. Actualmente, es codirector de la revista de creación literaria y crítica La Salamandra Ebria. Ha publicado los poemarios Escolio con fuselaje estival y Corporeidad.

* El taller de escultura y fundición artística Esculturas Bronzo inaugura este viernes 20 de septiembre a las 20.30 horas en su sala de La Laguna, Espacio Bronzo, la exposición José Abad. Obra reciente, una veintena de piezas realizadas en bronce y en hierro que nunca han sido expuestas y otros trabajos: dibujos, collages. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 31 de octubre.

El Espacio Bronzo, situado en la calle Núñez de la Peña 19, ha sido creado por el taller de fundición para promover la creación artística centrada en la escultura y los objetos de diseño o funcionales e incluye tanto la sala de exposiciones como una tienda de arte y artesanía que sirve a la vez como lugar de encuentro entre creadores y público.

Las esculturas que forman parte de la exposición son piezas únicas de pequeño y mediano formato. Presenta también una nueva serie de Almanaques, serie de dibujos y collages que forman parte de una colección de 365 imágenes, una por cada día del año, de las que en esta ocasión presenta una selección de 8 piezas. Además de otros collages, la exposición incluye dos obras seriadas sobre papel a partir de fotografías hechas en el taller de la fundición Bronzo, manipuladas y modificadas por José Abad.

Saludos, unos se quedan y otros se van, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario