Gastronomía Sanidad SOCIEDAD

Cómo evitar intoxicaciones alimentarias este verano

Elblogoferoz.-Especialistas del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), recuerdan la importancia de extremar las medidas habituales de higiene para evitar toxiinfecciones alimentarias durante la época estival, época del año en la que son bastante habituales y graves en determinadas circunstancias.

Durante el verano se modifican nuestros hábitos alimentarios, que pasan por la cantidad y el número de ingestas que se realizan a lo largo del día, la manera de preparar determinadas comidas y también influidas por el lugar donde éstas se preparan o se consumen. Si dichos cambios no se realizan extremando las medidas higiénico-sanitarias, pueden derivar en intoxicaciones alimentarias.

Las  más frecuentes son las gastroenteritis, inflamación del estómago y los intestinos que se producen cuando algunos microorganismos como virus, parásitos o bacterias se multiplican en el tubo digestivo, como consecuencia de la ingesta de alimentos contaminados con estos agentes o sus toxinas. Si bien las toxiinfecciones alimentarias se producen a lo largo de todo el año, su incidencia aumenta durante los meses de verano debido a las altas temperatura al favorecer la reproducción de dichos microorganismos,y también porque existe una tendencia a comer fuera de casa.

Cómo manipular los alimentos

Desde el servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, insisten en llevar a cabo consejos básicos para evadir los efectos de las intoxicaciones alimentarias: lavar las manos antes, durante y después de preparar las comidas; evitar la contaminación cruzada separando productos crudos de cocinados y lavando los utensilios de cocina tras cada uso, sobre todo tras manipular alimentos no cocinados; lavar y pelar frutas y verduras; no consumir leche cruda o no pasteurizada, tampoco huevos crudos, carne cruda o insuficientemente cocinada; prescindir de la elaboración de salsas caseras; preparar el menú o los alimentos con la menor antelación posible antes de su consumo y cuando estén listos, no dejar pasar mucho tiempo hasta su ingesta ni aprovechar el producto sobrante; no descongelar los alimentos a temperatura ambiente sino en el frigorífico hasta ser cocinados; mantener los alimentos en la temperatura adecuada, no recongelarlos y no tomar alimentos de establecimientos que no cuenten con sistemas de protección como vitrinas o frigoríficos.

 Principales causantes de toxiinfecciones alimentarias

Aunque el patógeno implicado en el mayor número de gastroenteritis por intoxicación alimentaria es la salmonella (bacteria que vive en los intestinos de aves de corral, cerdos, bovinos y se transmite por la ingesta de alimentos contaminados -como huevos y derivados, aves, carne, frutas o vegetales sin lavar- así como por personas que se han contaminado durante su manipulación), existen otras bacterias como la E. Coli (que llega al cuerpo humano a través del consumo de carne mal cocinada o leche sin pasteurizar), el estafilococo (que se adhiere tras manipular alimentos salsas, mayonesas o pastas rellenas de crema por parte de personas infectadas), o también virus (como el norovirus) reconocidos como causas frecuentes de toxiinfecciones alimentarias.

Síntomas, consecuencias y recomendaciones ante intoxicaciones alimentarias

Las consecuencias de la gastroenteritis dependerán de la edad, el estado de salud del paciente y la causa que haya provocado esta intoxicación, determinan desde el servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de ‘La Candelaria’.

En las gastroenteritis la presencia de vómitos y diarreas ocasionan pérdidas de líquido y electrolitos causando deshidratación, sed, dolor de cabeza, debilidad, mareos, somnolencia, irritabilidad, cansancio, dificultad para concentrarse, bajada de tensión arterial. Si ésta no se corrige o se prolonga en el tiempo, puede llegar a alterar el funcionamiento de otros órganos como el riñón.

La mayoría de casos de gastroenteritis son autolimitados y no requerirán asistencia médica; con reposo, dieta y una adecuada hidratación será suficiente. Para ello, se tomará como mínimo dos litros de líquido al día, en pequeñas cantidades, pudiendo utilizar soluciones caseras de suero – mezcla de agua, azúcar, sal, bicarbonato y limón-, caldos elaborados con hidratos de carbono, refrescos de cola o té sin cafeína, bebidas isotónicas, etc. No obstante es aconsejable utilizar soluciones de rehidratación oral, que pueden adquirirse en farmacias sin receta médica, ya que presentan la composición recomendada para la reposición de electrolitos.

En personas sanas se puede mantener una dieta líquida durante 24/48 horas, y a medida que desaparecen las náuseas y vómitos y aumenta el apetito, se puede introducir una dieta con alimentos blandos y astringentes como arroz cocido, compota de manzana, biscotes; evitar alimentos ricos en fibra, fritos, leche y derivados, salvo yogures.

Es posible que algunos pacientes precisen de tratamiento farmacológico que debe ser pautado por el médico de Atención Primaria. No se deben tomar fármacos antidiarreicos sin consultar previamente a su médico ya que en determinados casos podrían ser perjudiciales empeorando los síntomas.

Cuándo acudir al médico

Debe acudir a su médico si se dan las siguientes condiciones:

 –  vómitos, diarrea o dolor abdominal más allá de 3 días

–  si aparecen deposiciones con sangre

–  fiebre alta mantenida

–  imposibilidad para la toma adecuada de líquidos por vómitos persistentes

–  señales de deshidratación (sed, ojos hundidos, somnolencia, orinas muy escasas…)

– lactantes o niños menores de 2 años, personas  mayores de 65 años y pacientes con enfermedades crónicas, con neoplasias avanzadas, con VIH, pacientes que estén recibiendo tratamientos inmunosupresores (medicaciones que disminuyen las defensas) como personas trasplantadas o con enfermedades autoinmunes, y aquellos que hayan viajado recientemente a países extranjeros.

1 Comment

Click here to post a comment

  • Muchas gracias por estas sugerencias. Son muy útiles, especialmente para sobrellevar el calor del verano. Aprovecho para compartir mi sitio web, donde publicamos ofertas de alimentos de diferentes tiendas. https://www.ofertero.mx/walmart/ Saludos