Sin categorizar

Las donaciones de sangre en Canarias cayeron 3,6% en 2012

AGENCIAS.-  Las donaciones de sangre en Canarias descendieron en 2012 un 3,59 por ciento en comparación con 2011, mientras que en España se redujeron un 1,5 por ciento, pasando de las 1.796.342 a las 1.769.471 extracciones, de las que 65.147 se registraron en el archipiélago canario, según los datos presentados este martes en León por el presidente de la Federación Nacional de Donantes de Sangre (Fedsang), Martín Manceñido.

Estos datos ponen de manifiesto que la media de donaciones por cada mil habitantes es de 37,44 donaciones, además de que, a pesar del descenso registrado en las extracciones, ha aumentado el número de donantes nuevos en comparación con 2011, al pasar de 234.750 a 236.720 donantes nuevos.

También se ha registrado un aumento de los donantes activos, que en 2011 era de 2.165.000 personas y el pasado año alcanzó los 2.168.900 personas, lo que representa un incremento del 1 por ciento. Para los representantes de la Fedsang, estos datos prueban como el colectivo de los donantes altruistas españoles «ha respondido una vez más a la solidaridad».

A pesar del descenso en las donaciones, Manceñido ha insistido en que esta «leve» bajada «no es significativa a sabiendas de que las necesidades hemoterápicas en España han quedado totalmente cubiertas».

Las donaciones de sangre en 2012 bajaron en trece comunidades autónomas, concretamente en Andalucía y Ceuta (-1,9%), en Asturias (-2,73%), Baleares (-5,04%), Canarias (-3,59), Castilla y León (-1,55%), Castilla la Mancha (-5,01%), Cataluña (-2,22%), Galicia (-1,17%), La Rioja (-1,44%), Madrid (-4,48%), Murcia (-0,59%) y Navarra (-3,30%).

Por contra crecieron en Aragón un 1,05 por ciento; en Extremadura, un 4,15 por ciento; en Melilla, un 7,01 por ciento; en País Vasco, un 1,94 por ciento y en Valencia, un 3,82 por ciento, además de que han crecido un 7,84 por ciento otras donaciones.

De las 1.769.471 donaciones contabilizadas en el año 2012, 286.309 se registraron en Andalucía-Ceuta; 46.777 en Aragón; 42.015 en Asturias; 40.054 en Baleares; 65.147 en Canarias; 24.361 en Cantabria; 104.805 en Castilla y León; 73.183 en Castilla-La Mancha; 275.499 en Cataluña; 50.663 en Extremadura; 114.759 en Galicia; 11.591 en La Rioja; 252.433 en Madrid; 1.680 en Melilla; 54.254 4n Murcia; 28.417 en Navarra; 100.287 en País Vasco y 188.610 en Valencia

Según el ranking de donaciones por cada mil habitantes, País Vasco encabeza esta clasificación con 45,73 donantes; seguida de Extremadura (45,72); Navarra (44,09); Galicia (41,26); Castilla y León (41,16); Cantabria (41,02); Asturias (39); Madrid (38,84); Murcia (36,80); Valencia (36,77); Cataluña (36,39); La Rioja (35,82); Baleares (35,78); Aragón (34,66); Castilla la Mancha (34,49); Andalucía-Ceuta (33,55); Canarias (30,75) y Melilla (20,79).

Autosuficientes

Durante la presentación de estos datos, Martín Manceñido y Faustino Valdés han aseverado que que la Federación Española «va a seguir recordando a las autoridades sanitarias y de políticas sociales» no sólo del Ministerio de Sanidad sino de todas las consejerías autonómicas «que a pesar de ser autosuficientes en glóbulos rojos y plaquetas, sigue existiendo un déficit importante en plasma para obtener los derivados plasmáticos cada día con mayores expectativas de consumo».

Por ello, han destacado que las sugerencias y reivindicaciones ante las autoridades sanitarias pasan porque el colectivo de los donantes y sus asociaciones «sean considerados como se merecen» para que tengan «más reconocimiento social como persona y como integrante de un movimiento asociativo que los agrupa».

Para ello, los responsables de la Federación Nacional consideran que es preciso reforzar las dotaciones a las asociaciones; posibilitar la formación en todos los estratos educativos; aumentar la sensibilización de la población en general con más campañas divulgativas; revisar el Seguro del donante en materia no sanitaria sino de responsabilidad civil; disponer de convenio o acuerdo con el Ministerio de Sanidad para la realización de campañas y actividades de sensibilización en el ámbito nacional y por último de un estatuto del Donante elaborado en sede parlamentaria.

«Ya sabemos que somos voluntarios, pero eso no nos impide ser sujetos de derecho con obligaciones y deberes voluntariamente aceptados, sí, pero también con derechos, el derecho que nos da la fuerza y el valor de lo que aportamos», ha asegurado Manceñido, quien ha precisado que se está obviando en el caso de los donantes «el propio ordenamiento jurídico como colectivo, como movimiento asociativo, como referente obligado de todo lo que se deriva de la donación».

En este sentido, ha asegurado que de la donación lo que se deriva «es mucho» porque se trata «de recuperar la salud y de salvar la vida de las personas» y aunque ha destacado el papel de los profesionales sanitarios pero no sin los donantes, ya que son «la antesala de todo» lo que con su aportación «pueden ellos hacer».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario