Sin categorizar

Croacia se convierte en el miembro número 28 de la UE

AGENCIAS.- Croacia se ha convertido este lunes 1 de julio en el vigésimo octavo miembro de pleno derecho de la Unión Europea y en el segundo país de los Balcanes occidentales en sumarse al club comunitario tras Eslovenia, que entró en 2007.

El primer ministro croacia, Zoran Milanovic, ha agradecido este lunes a «todos» los que han ayudado a Croacia a entrar en la UE tras destacar la «atmósfera tan humana de celebración» que vivió ayer Zagreb en la ceremonia oficial para marcar su adhesión de la UE.

«Hemos tenido un pasado difícil y un alto precio que pagar. A veces hemos tenido que combatir enemigos reales y a veces ficticios», ha recordado el croata en la ceremonia de inaguración de la Casa de Europa en la capital croata para marchar la entrada del país a la UE, en presencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

Milanovic ha asegurado que los croatas «nunca han tenido tanto como ahora el destino en sus manos» y ha prometido aprovechar «plenamente» los fondos europeos de los que se beneficiará el país tras entrar en la UE, al tiempo que también ha prometido «ayudar» a sus vecinos «como amigos» en su proceso de acercamiento a la UE.

Barroso ha saludado que «esta mañana los croatas por primera vez se han despertado como ciudadanos de la Unión Europea» y ha subrayado la importancia del proyecto europeo que «ha sido capaz de unir a un continente que antes estaba dividido» en torno a los valores de la paz, libertad, solidaridad y justicia, por lo que la UE recibió el premio Nobel de la Paz este año.

El dirigente europeo ha recordado que la entrada de Croacia es «una señal» para toda la región y ha saludado que el país balcánico «ha cambiado a mejor» y hoy es «un lugar fundamentalmente diferente que hace 20 años» hasta el punto de convertirse en un país de la UE «orgulloso y con confianza» y que «respeta plenamente las libertades fundamentales» y «el Estado de Derecho», además de garantizar la no discriminación y haber modernizado su economía, gracias «al esfuerzo de todos» los ciudadanos.

«Su país puede ayudar a cambiar esta parte de Europa», ha destacado Barroso, que ha confiado en que la contribución de Croacia al proyecto europeo será «muy importante» tras recordar que el país recibirá «más de 1.000 millones de euros al año» de aquí hasta 2020 de ayudas europeas. También ha confiado en que la Casa de Europa inagurada permita dar respuesta a las preguntas de los croatas sobre Europa y sirva sus intereses.

Schulz ha asegurado por su parte que «hoy es un día de alegría para Croacia y Europa». «Croacia siempre ha sido un parte de Europa. Hoy con la adhesion a la Union Europea, Croacia vuelve a su lugar que se corresponde en la familia europea. Hoy es un enorme paso hacia la reunificación de Europa», ha subrayado, asegurando que hoy ambas partes abren «un nuevo capítulo».

Guerra

«Hemos observado otro milagro europeo. Hace 15 años, esta región, Croacia, sufrió  una terrible guerra, graves violaciones de Derechos Humanos y desplazamientos y hoy damos la bienvenida huveman righs violciones y desplazamientos y hoy le damos la bienvenida en nuestra fran familia europea», ha apostillado Schulz en la ceremonia de inaguración de la Casa Europea en Zagreb, insistiendo en que Europa a pesar de la crisis sigue siendo «un imán para la paz y el cambio». Shulz ha confiado en que la Casa de Europa se convierta en «un centro de debate» y «un lugar de diálogo» donde los croatas puedan expresar sus preocupaciones y traer sus ideas sobre el proyecto europeo.

El país balcánico solició su entrada a la Unión Europea en febrero de 2003 y fue confirmado país candidato a la adhesión en marzo de 2004. Las negociaciones de adhesión entre ambas partes comenzaron formalmente en octubre de 2005, aunque no las concluyeron hasta junio de 2011.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE firmaron el Tratado de Adhesión con Zagreb el pasado 9 de diciembre de 2011 con vistas a que Croacia se convirtieran en el miembro 28 de la UE desde el 1 de julio de 2013, una vez los Estados miembros completarán sus procesos de ratificación parlamentaria para dar luz verde a su ingreso y desde entonces participa como país observador en las reuniones de la UE. A su vez, el 66,27% de los croatas votaron a favor de entrar en la UE en referendum el pasado 22 de enero de 2012 y el Parlamento croata ratificó su entrada el 9 de marzo.

La Comisión Europea constató el pasado mes de marzo, en su último informe de evaluación, que el país balcánico cumplía «en general» las condiciones y el acervo comunitario para entrar en la UE aunque le pidió que continuará sus esfuerzos para combatir la corrupción y consolidar el Estado de Derecho, con vistas a que estuviera preparado para entrar a partir del 1 de julio.

El capítulo relativo a la reforma judicial y las libertades fundamamentales fue de hecho el capítulo más difícil de cerrar, de los 35 en que se dividen las negociaciones de adhesión para garantizar que el país cumple los principios democrático y del Estado de Derecho.

El exprimer ministro croata Ivo Sanader fue condenado por un tribunal croata en noviembre de 2012 a diez años de cárcel por aceptar sobornos. Se trata del caso de más alto nivel contra la corrupción perseguido en el país.

Largo camino

El país balcánico, que se ha beneficiado de una ayuda comunitaria de 998 millones de euros desde 2007 del fondo de asistencia a la preadhesión, ha tenido que recorrer un largo camino hasta poder entrar en el club comunitario, cuya entrada ha sido amenaza en varias ocasiones por Eslovenia y por la falta de progresos para entregar a los criminales de guerra de la guerra de los Balcanes a la justicia internacional.

Eslovenia y Croacia cerraron un acuerdo clave el pasado mes de marzo para encontrar una solución a su conflicto por los ahorros perdidos de croatas en el Banco de Liubliana y allanar el camino de Croacia a la UE después de que Eslovenia amenazara con vetar su entrada.

La disputa fronteriza marítima en torno a la Bahía de Pirán entre ambos países retrasó previamente las negociaciones de adhesión con Croacia. Sólo a principios de septiembre de 2009 Eslovenia acordó desligar su disputa fronteriza de las negociaciones.

Las negociaciones de adhesión con Croacia también se vieron retrasadas durante meses en 2005 por la falta de esfuerzos de Zagreb para remitir al Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia del presunto criminal de guerra, el general croata, Ante Gotovina, quien fue arrestado en las islas Canarias en diciembre de 2005.

Gotovina, un antiguo coronel del Ejército de Croacia a quien los sectores nacionalistas de su país consideran un «héroe de la Patria» por su papel al frente de la ofensiva ‘Tormenta’ de 1995, que puso fin a la guerra de 1991-1995, fue condenado por el tribunal de La Haya el pasado 15 de abril de 2011 a 24 años de cárcel por crímenes de guerra cometidos contra los serbios en 1995 durante la guerra de los Balcanes, mientras que el general croata Mladen Markc recibió una condena a 18 años. Ambos sin embargo fueron absueltos en noviembre de 2012 en segunda instancia, después de que recurrieran sus condenas.

Croacia tiene una población de 4,4 millones de habitantes y un PIB  Bruto per cápita que se eleva al 61% de media europea y un nivel de paro del 18,1%.

El croata Neven Mimica asume la cartera de Protección al Consumo en la Comisión hasta el 31 de octubre de 2014 cuando finaliza el segundo mandato de la Comisión Barroso. Croacia tendrá 12 eurodiputados..

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario