Sin categorizar

Detenido un joven de 23 años en Gran Canaria por pornografía infantil y ciberacoso

AGENCIAS.-La autoridad judicial ha levantado el secreto de una de las últimas actuaciones policiales contra la pornografía infantil y el ciberacoso, en las que se ha detenido a un joven de 23 años en Las Palmas de Gran Canaria acusado de grooming, tenencia de material pornográfico infantil y agresión sexual a menores, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

Desde su detención, en octubre del pasado año, los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) han estado analizando todo el material pedófilo intervenido, logrando identificar hasta el momento a 32 menores víctimas de sus amenazas, coacciones y, en algunos casos, agresiones sexuales. Una investigación que aún continúa abierta, ya que hay muchos otros niños víctimas de este ciberacosador que se encuentra en prisión por orden judicial.

Esta investigación se inició a raíz de una denuncia que informaba de un delito de acoso sexual a un menor de 10 años a través de una conocida red social utilizada principalmente por un público adolescente. A través de esta plataforma y bajo graves amenazas y coacciones, un individuo exigía a este menor imágenes en las que apareciera desnudo o con connotaciones sexuales. Paralelamente, la víctima comenzó también a recibir mensajes del ciberacosador en su teléfono a través de una aplicación de mensajería instantánea.

Los agentes de la BIT comprobaron que este sujeto tenía más de 30.000 mensajes de chat y varios perfiles distintos creados en esa red social con el único objetivo de contactar con menores para conseguir imágenes obscenas suyas. Una vez que poseía alguna imagen comprometedora, el ciberacosador les chantajeaba y amenazaba con su publicación para conseguir finalmente encuentros sexuales con los niños.

Todas sus víctimas reunían las mismas características  físicas: menores de edad, varones, de aspecto muy infantil y la mayoría con sobrepeso. Este sujeto llegaba incluso a amenazar de muerte a sus víctimas, logrando doblegar su voluntad y accediendo a sus peticiones ante el temor a sus represalias.

La investigación policial permitió detener a A.R.R.M., de 23 años, en la capital grancanaria el pasado 29 de octubre. Los agentes intervinieron numerosas imágenes y vídeos de niños en actitud sexual en su teléfono móvil, contando en sus equipos informáticos con herramientas de borrado seguro.

La autoridad judicial decretó en ese momento el secreto de las actuaciones; la intervención de todo su material informático, dispositivos y soportes relacionados con la investigación; así como el bloqueo de sus cuentas de correo electrónico y perfiles en las redes sociales.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario