FIRMAS

La Cultura no es un lujo: es un derecho y una oportunidad. Por José Manuel Bermúdez Esparza

Una de las actividades básicas de los servicios municipales que permiten una mayor calidad de vida al vecino, que además suele ser de las primeras afectadas en cuanto a una menor asignación de recursos en tiempos de crisis es el de la Cultura. Y debo decir  algo que quizá en otras circunstancias no haría falta recordar, pero que hoy es bueno transmitir: la  Cultura no es un  lujo. Es un derecho y, además, una oportunidad también de crecimiento. La cultura no es sólo la organización de acontecimientos artísticos y espectáculos, ni tampoco se circunscribe su ámbito de preocupación a la provisión de servicios relacionados con el ocio. La Cultura es hoy la capacidad de creación e innovación. Debemos garantizar el acceso a la Cultura, pero es que además tenemos la oportunidad de que sea motor económico y social: una forma de hacer y entender las cosas. Hablamos de hacer también una “cultura de la Cultura”, si me permiten el juego de palabras. La cultura de la creatividad y la innovación, del talento y la formación.

A pesar de las lógicas dificultades económicas, Santa Cruz no sólo no ha disminuido, sino que ha crecido en su oferta cultural, además de forma equilibrada en cuanto a diversidad temática y geográfica, en buena medida por la constancia de las actuaciones emprendidas con acierto por parte del equipo que dirige la concejal Clara Segura. Se ha conseguido dar un nuevo impulso, aunque siempre insuficiente, a la protección del Patrimonio Histórico, en el que destaca la restauración de obras de la “Exposición de Esculturas en la Calle”, que precisamente cumple con orgullo su cuarenta aniversario este año en la Ciudad. También en su faceta de cohesión social, se han desarrollado, entre otros, proyectos como “Añaza va”, de dinamización de la Biblioteca José Saramago; el apoyo a grupos folclóricos, a través de un convenio con más de una treintena de agrupaciones de los distintos barrios; el Plan Municipal de Coros Escolares, implantado en 15 centros educativos para más de 500 niños y niñas; la colaboración con diversos eventos y festivales; el programa “Distrito de las Artes”, en el entorno de la Escuela de Música; la adhesión a la “Agenda 21 de la Cultura”; o el Aula de Etnografía y Folclore del Barrio de La Salud.

Además, en ese concepto de la cultura, economía y creatividad, el Teatro Guimerá se ha consolidado como uno de los escaparates de la gestión cultural, en una cada vez mejor coordinación para la adecuada asignación de recursos públicos con dos grandes joyas culturales de la ciudad gestionadas por el Cabildo Insular: el Auditorio Adán Martín y el Tenerife Espacio de las Artes (TEA).

También en cuanto a la atención a nuestro Patrimonio Histórico, esta semana hemos acogido un importante encuentro sobre la Masonería que puede significar un nuevo impulso para, siempre dentro de las disponibilidades económicas, podamos llevar a cabo la recuperación del Templo Masónico de la calle San Lucas, único que se conserva en España de los cuatro construidos de este tipo, con las posibilidades que esto puede suponernos desde el punto de vista sociocultural, además de indudable atractivo para quienes nos visitan. De igual manera, mantenemos nuestro compromiso para la conservación y recuperación de elementos tan señeros en nuestro patrimonio histórico y cultural como el Cementerio de San Rafael y San Roque; la Casa Siliuto en el Toscal, cuyo uso previsto será el de Casa de la Juventud; o la Casa Mascareño, futura sede del Distrito Salud-La Salle.

Son muchos los retos pendientes, y también son muchas las deudas con nuestra propia historia. Y somos conscientes de que las dificultades económicas que atravesamos no son las mejores circunstancias para resolver todos los problemas. Pero el crecimiento de una Ciudad, esa vocación de procurar la mejor calidad de vida y la igualdad de oportunidades para todos, sea cual sea su punto de origen y su condición social, debe ser un objetivo irrenunciable tanto para conocer y respetar nuestro pasado, como para construir con garantías nuestro futuro.

 

José Manuel Bermúdez Esparza

Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario