Sin categorizar

Penélope enreda con ‘Hilos y tramas’ su arte en TEA

Elblogoferoz.-TEA Tenerife Espacio de las Artes inaugura este jueves, a partir de las 20,30 horas, exposición Hilos y tramas. Homenaje a Penélope, que se podrá ver hasta el 3 de noviembre. Esta muestra permitirá a los visitantes comprobar la paulatina integración del tejido en la creación artística contemporánea en Canarias desde la mitad del siglo pasado hasta la actualidad, a través de obras referidas a lo textil en una doble vertiente: por el empleo de determinadas técnicas y por el uso de determinados materiales, según dieron a conocer el director insular de Cultura del Cabildo de Tenerife, Cristóbal de la Rosa, y la conservadora de las exposiciones temporales de TEA Tenerife Espacio de las Artes y comisaria de la exposición, Yolanda Peralta.

Hilos y tramas. Homenaje a Penélope está compuesta por 66 obras de nueve artistas canarios pertenecientes a diferentes generaciones: Pepe Dámaso, Idaira del Castillo, Juan de la Cruz, Juana Fortuny, Cristina Gámez, Jane Millares, Manolo Millares, Adassa Santana y Ernesto Valcárcel. La exposición es también un homenaje a Pepe Dámaso, que a finales de este año cumplirá los ochenta y que estará presente en la inauguración. Ha prestado obras de su colección personal y fue -exceptuando a Millares con el uso de las arpilleras, a finales de los cincuenta- uno de los primeros artistas en utilizar textiles en sus obras, en la década de los sesenta.

La muestra ha sido estructurada por la comisaria de la exposición y conservadora de TEA Tenerife Espacio de las Artes, Yolanda Peralta, en tres ámbitos: Moiras, Penélopes y Aracnes y Filomelas, que toman su nombre de mitos de la antigüedad clásica relacionados con la creatividad de las mujeres, los tejidos y el mundo doméstico al que se las relegaba.

Moiras: En el contexto artístico de Canarias, establecer una genealogía en el uso del tejido nos remite obligatoriamente a la obra de Manolo Millares (1926-1972). Este artista recuperó del mundo de las momias aborígenes un tejido de gran expresividad plástica vinculado a la muerte, la arpillera, al considerarlo el material idóneo para expresar la angustia y el sufrimiento humano.

Simbolismo

Empleada por su simbolismo y por su marcado carácter trágico, la arpillera aparece en las obras de las nuevas generaciones de artistas canarios de los setenta bien como soporte de la pintura, bien como elemento adherido al lienzo. Así, las arpilleras están muy presentes en las experiencias plásticas de Ernesto Valcárcel (1951) y en sus investigaciones formales y espaciales de esos años, tomando de Millares el gusto por los cosidos y las telas encoladas y alquitranadas.

Pepe Dámaso (1933) es uno de los artistas canarios que, desde fechas muy tempranas, incorporó a su obra elementos del mundo del tejido, con la muerte como protagonista de un universo de telas, puntillas, bordados, cenefas y encajes. Como en Millares, el uso del tejido dota a estas obras de un lenguaje marcado por el dramatismo.

El tensado, destensado y retorcimiento de cuerdas e hilos componen la serie Las cuerdas de Jane Millares, también llamada serie de Cuadros tejidos, una técnica con la que la artista ya había experimentado en los sesenta y que retoma en 2009 para imprimirle un sentido trágico y desgarrador.

Penélopes: Tejer ha sido una ocupación tradicionalmente asociada a las mujeres dentro de las obligaciones que las atrapaban en el ámbito del hogar, una actividad repetitiva y aislada, un proceso lento y laborioso en el que debe asumirse el paso del tiempo.

Decidido a investigar sobre los tapices y la fabricación de tejidos, Juan de la Cruz (1949) tomó contacto en los años setenta con la escuela catalana de tapices. Desde entonces ha estado inmerso en la elaboración de una obra plástica que parte de las técnicas tradicionales del tapiz, para sacar al tejido de su superficie plana y producir obras textiles tridimensionales con estudiadas combinaciones del color.

En una época marcada por el interés en las nuevas tecnologías aplicadas a la creación artística, las obras de Cristina Gámez (1964) evocan el mundo de los telares. La artista emplea el tejido realizado a mano en un telar artesanal como técnica que descontextualiza y revaloriza para adaptarla a los contenidos de sus creaciones, introduciéndola de lleno en el sistema del arte. El carácter constructivo del tejido le ha permitido ahondar en la construcción de imágenes tejidas así cómo en la representación de composiciones pintadas o dibujadas sobre la tela.

Aracnes y Filomelas: Coser, al igual que tejer, ha sido considerado paradigma de la feminidad más hacendosa y símbolo del trabajo femenino doméstico. Aún hoy en día, pervive la idea errónea de que la costura es una práctica rutinaria y monótona para la que no se precisa de imaginación ni de creatividad, menospreciada al ser identificada con lo decorativo y lo utilitario. En su búsqueda de nuevos soportes y técnicas, artistas como Juana Fortuny (1971), Adassa Santana (1984) e Idaira del Castillo (1985), pintan y cosen sobre telas y materiales de uso doméstico, evocando naturalezas exóticas y recuerdos del pasado o capturando instantáneas diarias para configurar una memoria de lo cotidiano.

TEA Tenerife Espacio de las Artes cuenta en esta exposición con el patrocinio de JTI. Japan Tobacco International (JTI) es una multinacional afincada en Canarias que apuesta desde hace años de manera decidida por la promoción de la cultura y el arte moderno en Canarias. Por este motivo, JTI colabora, como ha hecho en otras ocasiones, con el centro de arte contemporáneo del Cabildo de Tenerife en esta exposición, que recoge obras de artistas canarios.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario