Cabildos Canarias Ciencia Medio Ambiente SOCIEDAD Tecnología

Nace en Tenerife el primer avión no tripulado para vigilar las catástrofes naturales

Elblogoferoz/Antonio Herrero.- Prontas es el nombre del proyecto llevado a cabo entre el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER), dependiente del Cabildo de Tenerife, la Universidad Politécnica de Madrid, a través de Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos, y la empresa Aernnova Engineering Solution Ibérica, cuyo primer vuelo virtual ha tenido hoy lugar en el Salón Noble del Cabildo.

El objetivo de este proyecto es la construcción de un avión solar de 16 metros de envergadura, que sea capaz de mantenerse en el aire de manera autónoma contando con la única ayuda de la energía solar.

Este aparato cuenta en sus alas con una serie de placas fotovoltaicas que recogen la energía solar. Además, dispone de un sistema de almacenamiento de energía que le permite volar con nubes e incluso de noche. La novedad de este modelo, tal como apuntó hoy en rueda de prensa el director técnico del proyecto, Miguel Ángel González, “es que permitirá llevar una carga útil de 10 kilos, lo que a su vez posibilitará transportar mayor número de instrumentos de medición”.

Entre las aplicaciones previstas están la alerta temprana de incendios, control de carreteras, fronteras, o la observación de cualquier fenómeno. El simulador ha sido desarrollado por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y los vuelos virtuales permitirán probar el avión en cualquier situación atmosférica o en distintos escenarios, como paso previo e indispensable para poder realizar vuelos reales.

Este proyecto, pionero en España,  ha contado con una dotación económica superior a 1,4 millones de euros, de los cuales más de un millón han sido financiados por el Ministerio de Economía y Competitividad y por los Fondos FEDER. Según González“ es la forma menos costosa  y más  rápida de poder tener una imagen por ejemplo, de un incendio”.

El acto contó con la presencia del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, del consejero insular de Economía y Competitividad, Carlos Alonso, y del director del ITER, Manuel Cendagorta.

De izquierda a derecha, Manuel Cendagorta, Ricardo Melchior, Miguel Ángel González y Carlos Alonso./ Foto: Antonio Herrero
De izquierda a derecha, Manuel Cendagorta, Ricardo Melchior, Miguel Ángel González y Carlos Alonso./ Foto: Antonio Herrero

La Cruz Roja, interesada en el proyecto

Cendagorta señaló que  algunas instituciones ya se han interesado por el proyecto como la Cruz Roja, “que pretende así controlar a su personal desplegado en cualquier tipo de catástrofe”. Además, también anunció que las previsiones son que el proyecto esté terminado a finales del año 2014 y que el precio por unidad ronde los 150.000 euros.

La ventaja de los aviones solares frente a otros vehículos que puedan realizar el mismo tipo de misiones, es su gran autonomía de vuelo, sin necesidad de aterrizar para repostar combustible, su rápida disponibilidad y su bajo coste tanto de fabricación como de operación, así como el hecho de no poner en riesgo vidas humanas.

Otro de los éxitos con los que ha contado el proyecto son los académicos, ya que como explicó el director técnico, “ este programa ha servido para el trabajo de fin de carrera de 18 alumnos, la mitad de ellos españoles, pero también ha atraído la atención de estudiantes polacos e ingleses, por lo que ha ayudado a la integración científica”.

En este sentido, el director del ITER recalcó que la intención de ambas instituciones es la de crear una industria aeronáutica alrededor de este proyecto, la cual se instalaría en la zona franca.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario