Sin categorizar

Rivero ofrece «diálogo» a los sindicatos y rechaza la «desregulación» para afrontar la crisis

AGENCIAS.- El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha ofrecido este viernes «mano tendida» y «diálogo» a los sindicatos para buscar una salida a la crisis económica, que a su juicio pasa, entre otras cosas, por el «control» del territorio pese a las «presiones» que sufre el Ejecutivo por el «frenazo» de la construcción.

Según el presidente, «no hay futuro si no se modula el territorio», y no se puede volver a la «desregulación» del suelo de finales de los 90 que se convirtió en una «maquinaria infernal» del sector inmobiliario. «Fuimos la séptima potencia mundial pero con pies de barro. Ahí está el origen de los problemas», ha destacado.

Rivero ha insistido en que Canarias pasa por una situación «difícil», agravada, además, por la «poca sensibilidad e inteligencia» del Gobierno central, cuyo «abandono» afecta a la cohesión territorial y puede suponer un «problema», ya que el archipiélago es el territorio «más alejado» de España.

No obstante, ha dicho que «todos» deben aportar para luchar contra la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, con una caída de recursos «espectacular» en las administraciones públicas y además, con «limitaciones» para el endeudamiento.

Rivero ha insistido en que uno de los objetivos de su Gobierno es mantener la cohesión social, y por eso, no se utilizan «criterios economicistas» para atender los servicios públicos. «Hay un sobrecoste pero es fundamental para mantener el mismo nivel de calidad de vida en cada isla», ha subrayado.

Aún así, ha advertido de que no se puede caer en el «inmovilismo» ya que hay adaptar los servicios públicos «a la nueva realidad», porque en caso contrario, «perderemos esa batalla», ha destacado.

Evitar un «estallido social»

El presidente ha insistido también en que el Gobierno canario trabaja para evitar un «estallido social» en las islas con la apertura de los colegios en verano, un plan de empleo social o el alquiler social de viviendas. «Tomamos iniciativas, pero las herramientas para la dinamización de la economía están en manos del Estado», ha subrayado.

Para el presidente, casi la «única preocupación» son los parados y las familias que no tienen ingresos, y en ese sentido se han orientado las políticas del Gobierno para que «mejoren» su posicionamiento en la sociedad.

Comentarios recientes