Sin categorizar

Concluye en la ULL el Nobel Forum con una apuesta unánime por la ciencia básica

Elblogoferoz.-El Nobel en Física Sheldon Lee Glashow ofreció ayer, martes 28 de mayo una conferencia en la Universidad de La Laguna donde repasó los grandes hitos descubiertos en la historia de la ciencia. En su amena conferencia, celebrada en la Facultad de Física y Matemáticas, hizo especial énfasis en la importancia de la ciencia básica para el desarrollo posterior de aplicaciones de enorme utilidad para la humanidad.

Esta conferencia tuvo lugar en el marco del Nobel Forum que la Universidad de La Laguna ha desarrollado como una de las acciones previstas en el Campus de Excelencia Internacional, del que esta universidad es acreedora.

Tanto Glashow como el Nobel de Medicina Richard Roberts se reunieron en la tarde del lunes con jóvenes investigadores de este centro académico, con el objeto de conocer de primera mano los desarrollos investigadores que están llevando a cabo y orientarles en su futuro profesional como científicos.

En el ámbito de la conferencia de ayer, el renombrado físico glosó alguno de los hitos científicos más destacados, como el descubrimiento de los superconductores en 1986 o las computadoras cuánticas en 2012, para añadir que han sido frutos de la ciencia básica, como también lo fueron los efectos fotovoltaico en 1839 y fotoeléctrico en 1905, así como la difracción en rayos X en 1912, o la fusión nuclear en 1938 o el grafeno, en 2004.

Entre la idea y el desarrollo puede pasar mucho tiempo, aseguró el ponente. Así, de las ondas de radio a la telegrafía sin cables, han transcurrido once años; de la fusión a la energía nuclear, 19 años; de la energía fotovoltaica a los paneles solares, 115 años.

El laureado Nobel puso ejemplos llamativos acerca de cómo los investigadores, buscando una cosa, encontraron otra. En 1856 un joven Henry Perkin intentó sintetizar la quinina, pero en su lugar descubrió el tinte de anilina, o de cómo Henri Becqueret, que quería probar la emisión de rayos X emitidos por el sol, se encontró con que descubrió la radioactividad. En 1996 investigadores de una clínica buscaban un medicamento para tratar las anginas y la hipertensión, fallaron en sus averiguaciones científicas y descubrieron nada menos que el Viagra para la impotencia masculina.

Glashow también tuvo palabras para hablar de la ciencia como fuente de cooperación internacional, y afirmó que se trata incluso de “un paradigma de la paz entre naciones”. La ciencia básica es de las pocas cosas donde se colabora entre países con total normalidad. Así, relató, como en la Estación Espacial Internacional han colaborado 15 países, en el CERN cerca de un centenar de naciones o en la investigación termonuclear, donde ha colaborado toda la UE además de seis países.

“La ciencia básica es central para la generación de tecnología”, concluyó el Nobel de Física, quien añadió que por eso no entiende que se la desprecie o minusvalore frente a la ciencia aplicada, cuando la primera resulta crucial para el desarrollo de la segunda.

Posteriormente a su intervención, se celebró una mesa redonda sobre este mismo asunto, donde se insistió en la idea de que la sociedad en general valora mejor este tipo de investigaciones que los propios científicos encargados de gestionar las prioridades en investigación. También se añadió que resulta necesario que estos valores se inculquen desde la infancia, en el sistema escolar, donde se aprenda el gusto por la ciencia.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes