Canarias Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo POLÍTICA Turismo

Se prohibirá la construcción de hoteles de cuatro estrellas en la nueva moratoria de Canarias

AGENCIAS.- Los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno de Canarias, CC y PSOE, han aprobado este martes el artículo de la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias que bloquea la construcción de hoteles de cuatro estrellas a cambio de fomentar la renovación y la edificación de nuevos complejos de cinco estrellas.

No obstante, la diputada nacionalista, María del Mar Julios, no ha apoyado el artículo cuatro, dado que CC en Gran Canaria ya se había posicionado públicamente en contra de la prohibición de construir nuevos hoteles de cuatro estrellas, demanda mayoritaria del turista que visita la isla.

En el debate sobre las enmiendas, que continuará esta tarde, el Grupo Popular, por medio de Miguel Jorge, ha pedido el «fin» de la moratoria y que el mercado turístico se «abra» a los promotores y al crecimiento, especialmente ahora, en medio de una crisis económica.

Asimismo, ha calificado de «incomprensible» que el Gobierno de Canarias se oponga a la construcción de nuevos hoteles y aparthoteles de cuatro estrellas, un mercado «enorme» en Gran Canaria, por ejemplo, donde el 88 por ciento de los turistas demanda complejos de ese tipo.

El portavoz del Grupo Mixto, Román Rodríguez (NC), ha dicho, por su parte, que su partido apoya la moratoria aunque propone limitar el crecimiento durante tres años respetando el planeamiento insular adaptado a las Directrices y que se pueda crecer el 1 por ciento de las plazas que están en vigor en cada isla.

En su opinión, esta fórmula respeta un crecimiento «controlado» frente a la nueva ley que permite la construcción «sin límites» de hoteles de cinco estrellas y villas, extremo que han rechazo los grupos de CC y PSOE.

«Defendemos la moratoria con mayúsculas, no con la boca chica, porque se consume suelo y no se genera mucho empleo. Quieren imponer un criterio a sabiendas de que no va a funcionar, ya hubo excepciones entre 2003 y 2009 y fue un fracaso, y era en época de vacas gordas», ha explicado.

Por el Grupo Socialista, Pedro Martín ha destacado que los grupos que apoyan al Gobierno de Canarias se oponen a la «liberalización total» del PP y a la propuesta del Grupo Mixto, porque fijar un crecimiento del 1 por ciento generaría dificultades para ejecutar la adjudicación.

Tutela

En cambio, ha dicho que la propuesta del Ejecutivo es «mesurada», ya que su objetivo es «calificar» los complejos obsoletos, pues los de cuatro estrellas pueden reformarse, al margen de admitir la construcción de hoteles de cinco estrellas.

Además, ha comentado que no todos los cabildos tienen sus planes  aprobados, por lo que el Gobierno de Canarias debe ejercer una «tutela», si bien ha defendido el «peso potente» de cabildos y ayuntamientos con las autorizaciones previas.

Martín ha insistido en que esta ley no es un debate entre «Tenerife y Gran Canaria» porque admitir hoteles de cuatro estrellas es «acabar» con la moratoria, y ha remarcado que cada tres años, se revisará la normativa.

Por el Grupo Nacionalista, José Miguel González ha apuntado que la moratoria no es «permanente» ya que se darán licencias de rehabilitación de cualquier categoría más los nuevos complejos de cinco estrellas, y ha insistido en que habrá un «control» cada tres años.

«El problema fundamental de Canarias es la pérdida de empleo y de calidad en complejos obsoletos. Los hoteles nuevos no consumen mano de obra, la rehabilitación sí, y hay incentivos, se favorece la rehabilitación frente a la nueva construcción», ha indicado.

Municipales

Rodríguez ha insistido también en que la nueva ley «pervierte» el orden jerárquico de las instituciones ya que los planeamientos municipales e insulares quedan en manos de la «discrecionalidad» del Gobierno de Canarias.

«No reconocen la mayoría de edad de quien ha hecho la tarea, dan poder infinito a un instrumento, los planes de modernización, que solo sirven para ser más diligentes y no sustituir la autonomía local e insular. Los cabildos no pintan nada», ha comentado.

Sin embargo, Martín (PSOE) ha dicho que el papel de los cabildos queda «salvaguardado» ya que los planes de modernización no están al «mismo nivel» que las autorizaciones previas y se evita que actúen como «elefantes entrando en una cacharrería».

El Grupo Popular, por su parte, ha defendido que se dé cabida a los empresarios turísticos ya que son los que conocen los entornos turísticos, y ha criticado el concepto «abusón» del Ejecutivo de controlar los planes a través de las empresas públicas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario