Canarias POLÍTICA

Oleada de reacciones ante el anuncio de Aznar de volver a la política

AGENCIAS.-  El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha manifestado, tras la entrevista anoche en Antena 3 al ex presidente José María Aznar, que «hay muchas cortinas de humo para tratar de desviar la atención de lo fundamental» que, en su opinión es la supuesta financiación ilegal en el PP.

«Es una cuestión que le corresponde al PP, pero yo creo que hay muchas cortinas de humo para tratar de desviar la atención de lo fundamental», dijo este miércoles en declaraciones a los medios de comunicación.  Para el máximo dirigente regional, lo fundamental que «es lo que está ocurriendo respecto a la financiación ilegal».

Por su parte, la diputada de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, cree que sería «kafkiano» que José María Aznar volviera a la política diez años después de abandonarla y gobernando su partido, y duda de que ese retorno se produzca, no sólo porque no lo desean los españoles, sino porque, a su juicio, tampoco lo quiere el PP.

En declaraciones en el Congreso, Ana Oramas ha cuestionado las «sorprendentes» críticas de Aznar al propio Gobierno de Mariano Rajoy, a quien designó sucesor en 2003. «Ha hecho unas declaraciones que van a la línea de flotación del propio Gobierno –ha dicho–. Me parece fatal, y eso que no soy del PP».

Mientras, el secretario general del PP de Canarias, Asier Antona, se ha mostrado «convencido» de que si José María Aznar fuera presidente del Gobierno, estaría aplicando las «mismas recetas» que Mariano Rajoy, y sobre su posible regreso a la política, ha dicho que «cada uno sabrá cuáles son sus ambiciones y sus perspectivas de futuro».

En declaraciones a Europa Press, Asier Antona quiso dejar claro que José María Aznar es el presidente de honor del PP y, por tanto, una de sus «voces autorizadas», pues «fue capaz de afrontar una crisis heredada por el PSOE en el año 1996 y poner al Partido Popular en una posición de liderazgo dentro de la UE».

Reacciones nacionales

A nivel nacional, las diferentes reacciones a las palabras del ex presidente del Gobierno tampoco se han hecho esperar. En este sentido, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado este miércoles que estaría «encantado» de bajar los impuestos, pero ha recalcado que en la actual situación económica no hay margen para hacerlo sin provocar un mayor déficit o incluso poner en peligro el mantenimiento de las prestaciones sociales.

Montoro ha realizado esta afirmación en el Pleno del Congreso durante el debate de una interpelación sobre el reparto del déficit y un día después de que el expresidente José María Aznar cuestionase la gestión del Gobierno, exigiéndole el cumplimiento del programa electoral con el que ganó las elecciones, que incluía una bajada de los impuestos.

Aunque el ministro no ha nombrado en ningún momento a Aznar, ha aprovechado el debate para pedir que no se lance un mensaje «equivocado» a los ciudadanos y no se transmita la idea de que el mayor margen de déficit con el que España contará este año puede aprovecharse para adoptar medidas como una bajada de impuestos.

Igualmente, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha mostrado su disconformidad con la posibilidad de que el expresidente José María Aznar pueda volver a la política diez años después de designar sucesor a Mariano Rajoy: «Las cosas se van para no volver y ahora los tiempos van por otro camino».

Mientras, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, considera que la posible vuelta de José María Aznar a la primera línea política le suena a una mezcla entre el «túnel del tiempo y el túnel de los horrores». «Dios no lo quiera», ha añadido, Ramón Jáuregui, también de la dirección federal del partido socialista.

Las palabras de Aznar abriendo la puerta a su regreso a la política 14 años después de designar sucesor al presidente Mariano Rajoy ya fueron aprovechadas en el Pleno del Congreso por la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, para echar en cara a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría la soledad del Gobierno.

Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, considera que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, «no se merece» las declaraciones que realizó este martes el expresidente del Gobierno José María Aznar. «Creo que no le ha hecho ningún bien a Rajoy», ha dicho.

   Duran se ha expresado así a propósito de la entrevista que Aznar concedió anoche a Antena 3, donde, además de criticar la gestión de Rajoy, no cerró la puerta a volver a la política.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario