FIRMAS

Mouriño, el Atleti y Cayo Lara. Por Joaquín Hernández

No cabe la menor duda,  el entrenador de futbol José Mouriño ha dado cancha a la prensa deportiva para mantener buenos titulares durante los últimos 3 años. La desfachatez y lengua de trapo del prepotente entrenadorcillo ha llevado a la debacle a una institución como es el Real Madrid C. F.

 Se le supone una gran profesionalidad y un entrenador capaz de lograr todos los títulos gracias a sus estrategias y manejo  de las tácticas futboleras, pero la realidad es que lo único que ha demostrado es que con una buena cartera bien rellena bien se… vive, es decir que con los mejores jugadores de futbol del mundo, aun jugando los once solitos sin  ninguna indicación bastaría para ganar los mejores títulos.

 Los grandes entrenadores, los mejores de toda la historia del futbol mundial saben que mantener el orden y el buen rollito en el vestuario es el 70% del triunfo, es más; contar con los capitanes a la hora de plantear la técnica de cada partido e incluso las alineaciones es buenísimo para el entendimiento entre jugadores – equipo técnico. Las declaraciones del mediocre Mouriño en el sentido de “para cualquier entrenador esta temporada nuestra hubiera sido un éxito, para mí lo considero un fracaso…” son de una gilipollez esférica dignas de un gilipollas esférico. Seguro que para Pepe Mel, manager del Real Betis F.C., quedar segundo en 1ª división, jugar los cuartos de final de la Champions y una final de la Copa del Rey es un exitazo descomunal, pero el caso es que el Real Madrid no es el Real Betis, lo que se le exige a Pepe Mel no es lo mismo que lo que se le exige a Mouriño, porque los techos son diferentes, los  presupuestos son distintos y los jugadores muchísimo más, es decir el equipo que preside Florentino Pérez, la plantilla más costosa en términos económicos de la historia madridista se ha hundido con el beneplácito y complicidad de  su presidente y junta directiva apoyando a un loco descerebrado.

El Atlético de Madrid es el verdadero  “pupas” del futbol español. Es como el eterno aspirante, como el flautista de Hamelín que de vez en cuando toca la flauta por casualidad. Claro que esta temporada es un verdadero éxito para el equipo colchonero, quedar terceros y clasificados para jugar la Champions la próxima temporada y ganar en el Bernabeu la final de la Copa del Rey es un orgasmo múltiple futbolero para los seguidores rojiblancos. Cholo Simeone, entrenador carismático argentino y ex jugador del Atleti, sabe muy bien como es un vestuario conflictivo y cuál es el antídoto a emplear.

 Izquierda Unida es como el Atlético de Madrid el “pupas” de la política española. Anteriormente con las siglas de Partido Comunista de España no se comieron una rosca, posteriormente como Izquierda Unida empezó a remontar, con un manager como Julio Anguita se podía adivinar que podría ser la alternativa del PSOE pero fue un espejismo y con la marcha del mejor político español de las últimas décadas el desbarajuste estaba servido y el mediocre Llamazares acabó con cualquier esperanza de unión de todas las “marcas” de izquierda en España. La entrada de un nuevo “coach”, Cayo Lara, ha vuelto a dar un toque de “balón” distinto y parece que algo de disciplina en el vestuario del partido. La intención del voto de los españoles, según las últimas estadísticas, es favorable al equipo de Cayo Lara pero está muy lejos de jugar la Champions o llegar a la final de la Copa del Rey y por supuesto ganar la liga. Pero Cayo Lara lo tiene a huevo si quiere. Si quiere sólo basta con aglutinar los “equipos de izquierda” desperdigados por la 2ª, 2ª B y 3ª división de las distintas “ligas” española, sin contar con el acercamiento a los movimientos cívicos ciudadanos como acción imprescindible.

Lo dicho, o la izquierda se unen  o tendremos Partido Popular y PSOE per  seculum secularen in amén.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes