Sin categorizar

La Fiscalía dirimirá si un hotel delinquió al no permitir alojarse a jóvenes con Down

AGENCIAS.-  La Fiscalía Provincial ha resuelto este viernes incoar diligencias de investigación penal para dirimir si se produjo una conducta delictiva en la decisión del hotel CaboGata Plaza Suites de El Toyo, en Almería, de impedir la reserva de plaza en el establecimiento de un grupo de jóvenes con síndrome de Down en viaje de fin de curso alegando que «este tipo de personas podrían molestar al resto de clientes».

Fuentes del Ministerio Público han indicado a Europa Press que los hechos relatados por la Asociación Almeriense para el Síndrome de Down (Asalsido) están tipificados en el Código Penal como delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas aunque la decisión sobre si se formula denuncia para judicializar el caso está a la espera de un «análisis más depurado» y de si es preceptivo la práctica de alguna prueba.

Según la denuncia elevada el martes a la Fiscalía de Almería, una trabajadora de Asalsido en Almería solicitó a una agencia de viajes que pidiera presupuesto de alojamiento a tres hoteles cercanos a la ciudad para organizar el viaje de fin de curso de un grupo de jóvenes con síndrome de Down de un centro educativo concertado con la asociación.

Sin embargo, uno de estos hoteles, el CaboGata Plaza Suites, contestó a la agencia que no podía facilitar un presupuesto para alojar a los jóvenes. «No admitimos grupos de personas con discapacidad psíquica», respondió el establecimiento, que, desde su dirección ha pedido «disculpas» y ha afirmado que se trató de «un malentendido». .

La organización DOWN España apunta que cuando Asalsido contactó con la dirección del hotel para pedir explicaciones, ésta «se reafirmó en su postura» y añadió que «este tipo de personas podrían molestar al resto de los clientes del hotel», cosa que ya «les había ocurrido en otra ocasión».

Asalsido puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía de la ciudad por entender que «constituyen un caso claro de discriminación hacia personas con discapacidad y que vulneran la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad ratificada por España», que prohíbe «toda discriminación por motivos de discapacidad».

Por su parte, fuentes de la dirección del hotel consultadas por Europa Press han trasladado que «ya se han pedido disculpas a la asociación» porque «todo fue un malentendido», ya que, según sostienen, en la central de reservas pensaron que se trataba de «un grupo con otro tipo de discapacidad intelectual que ya había estado en el hotel», y que había resultado «muy conflictivo».

En esta línea, han señalado que el personal del hotel está «muy afectado» por lo ocurrido, «que está teniendo una fuerte repercusión en las redes sociales suscitando todo tipo de críticas», por lo que –han remarcado– considera que acusar al establecimiento de negar la entrada a estas personas afecta directamente a la «dignidad como personas» de sus trabajadores.

La cadena hotelera ha difundido además, un comunicado, en el que asegura que «jamás en 35 años de vida» de la empresa hotelera se ha negado la entrada a un grupo de personas con síndrome de Down, que «han sido, son y serán siempre bien recibidos».

«De hecho, contamos entre nuestros clientes habituales con familias con personas que tienen este síndrome y son uno más, puesto que sus necesidades de servicio son exactamente iguales que las de cualquier otro y como tales se les trata», ha dicho ZTHotels.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario