Cultura SANTA CRUZ SOCIEDAD

ESCULTURAS EN LA CALLE. Samotracia y Olas (III) Por José Manuel Ledesma

Elblogoferoz/ José Manuel Ledesma.-Santa Cruz de Tenerife conmemora el 40 aniversario de la I Exposición de Escultura en la Calle, una gran muestra al aire libre del arte abstracto. Obras de gran formato de más de 40 escultores de prestigio internacional acompañan, desde entonces, el paseo diario de los viandantes.

La escultura Samotracia. /Foto: David Domínguez.
La escultura Samotracia. /Foto: David Domínguez.

Samotracia
Delante del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Tenerife, situado en la Urbanización Residencial Anaga (edificio Sovisphan), se encuentra esta escultura que simboliza el “Espíritu creador del Ingeniero”.

Samotracia es una moderna pieza de titanio, de 3,30 m. de altura, con la base por encima de la superficie del agua, lo que da la sensación de suspensión en el aire. Sus formas, sinuosas y envolventes, se realzan con los reflejos de la luz diurna mientras que de noche se obtienen curiosos reflejos, tonalidades y claroscuros gracias a la iluminación que proviene desde la fuente. Su coste ascendió a 5.400 euros.

La escultura fue realizada por Roberto Rodríguez Martinón (Madrid 1958), perteneciente a la Real Academia Canaria de Bellas Artes; mientras que el soporte o esqueleto de la pieza, de acero inoxidable, fue hecho en los talleres de Manuel Gómez Contreras, utilizando técnicas complejas de informática  TAC.

Olas. /Foto: David Domínguez.
Olas. /Foto: David Domínguez.

Olas

Este espacio arquitectónico-escultórico, que representa una superficie marina, levantado por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife (diciembre de 1999) en la rotonda de la dársena del Este, es  obra de Miguel Berroa Cerrajería, profesor de Lenguaje Escultórico de la Universidad Complutense de Madrid, con la colaboración de los arquitectos tinerfeños Corona Bosch y Pérez Amaral.

La superficie de la rotonda, de 20 metros de diámetro, está cubierta de enormes piedras cuyos pesos oscilan entre los 50 y 200 Kg; estas piedras, a la vez que conforman el lecho oceánico, se utilizan para calzar las 20 chapas de hierro, de 7 metros de largo, 3,3 metros de ancho y 12 mm de espesor, que imitan las olas. Las láminas están dispuestas de un modo aparentemente anárquico.

Este grupo escultórico, con una cota máxima de 3,5 metros, está dispuesto de manera que sea percibido por un espectador que tiene poco tiempo para observarlo, puesto que se encuentra en un lugar de paso de vehículos.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario