Canarias Ciencia Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo SOCIEDAD

Una empresa noruega elige Canarias para fabricar su convertidor de olas

AGENCIAS.-  La empresa noruega de energía marina Langlee Wave Power ha elegido Canarias para la fabricación de su convertidor de olas, un generador semi-sumergido y flotante que transforma el movimiento de las olas en energía eléctrica.

Para ello, ha establecido un contrato con IDOM, empresa de ingeniería de referencia a nivel nacional. Para Julius Espedal, de Langlee, «como archipiélago, Canarias puede y debe posicionarse como un referente en energía marina», ya que aseguró que creen «firmemente en esta idea» y han decidido apostar por las islas después de barajar otros enclaves marítimos.

«La profundidad del litoral, la calidad de un oleaje constante y los mínimos riesgos climáticos han sido determinantes en esta elección», aseguró en un comunicado.

En cuanto al prototipo de convertidor de Langlee, denominado Robusto, aúna los «más punteros conocimientos de la tecnología offshore noruega con materiales estándar y de bajo mantenimiento» y es que su diseño original «permite que la mayoría de los componentes puedan fabricarse o ensamblarse» en las islas y es lo que le ha llevado a la búsqueda de proveedores locales como IDOM.

En concreto, IDOM se encargará básicamente de la ingeniería eléctrica y de control del sistema de extracción de energía, PTO en sus siglas en inglés (Power Take Off). Al respecto, la responsable de desarrollo de negocio de Langlee, Alexandra de Marichalar, indicaba que el trabajo con IDOM «aporta la seguridad de que el diseño eléctrico del sistema de extracción va a llevarse a cabo bajo los mejores estándares de calidad del mercado».

Por su parte, el director de IDOM en Canarias, Juan Luis Santana, afirmó que como ingenieros «siempre es interesante el desarrollo de fuentes de energía alternativas» y la energía marina por olas «supone una alternativa real, no solo para Canarias», ya que señaló que creen en la exportación de esta tecnología a otras zonas geográficas.

«Garantizar la fiabilidad del sistema eléctrico del convertidor de olas con los más altos estándares de calidad es el objetivo de IDOM. No podíamos no estar en un proyecto como el de Langlee», apuntó Santana.

Respecto al convertidor de olas, Robusto, tendrá en su primera fase una potencia de 100kW, con unas dimensiones de 15×30 metros. Este convertidor se ensambla en tierra para después ser remolcado hasta el punto de instalación donde se ancla, y, a su vez, permite el ensamblaje cuantas unidades de Robusto sean necesarias según las necesidades energéticas.

Posteriormente, una vez pasado el período de pruebas, Langlee irá más allá con la instalación de una planta piloto y diferentes parques comerciales de convertidores de olas a los que ya busca ubicación en Gran Canaria, Lanzarote y Tenerife, sin descartar en el futuro, el resto de las costas de todas las islas.

La empresa noruega apuntó que la idea es que estos parques sirvan para el autoabastecimiento de infraestructuras o determinadas zonas de la isla, tales como puede ser un puerto, una planta desalinizadora o toda una zona turística.

En este sentido, indica que Canarias «precisa una energía sostenible que le permita no depender únicamente del petróleo y los combustibles fósiles sino aprovechar los elementos con los que cuenta (en este caso, el mar) para tratar de buscar alternativas energéticas» y, en esta línea, el prototipo de Langlee «es ecológico y sostenible, no produce impacto visual ni ambiental y es compatible» con las actividades recreativas marinas, «algo muy importante en unas islas cuya principal entrada de riqueza es el turismo».

Para Langlee Canarias puede convertirse, a corto plazo, «en una empresa exportadora y un referente en este tipo de energía».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario