Sin categorizar

Una organización criminal explotaba sexualmente a más de 100 mujeres paraguayas en España

Agencia.-Miembros de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal que explotó sexualmente a más de 100 mujeres paraguayas en España, en el marco del Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual que se puso en marcha este mes. Las mujeres eran traídas desde Paraguay para ser explotadas en chalets y pisos de Pamplona, Santander, Bilbao y Vitoria, por los que rotaban mensualmente con el fin de ofrecer «novedades» a los clientes. Sus ganancias ascendían a más de un millón de euros en el último año, dinero que blanqueaban a través de más de quince sociedades.

Las primeras pesquisas comenzaron en agosto de 2011, a partir de declaraciones de mujeres de origen paraguayo que, acompañadas por mediadoras de una ONG de ayuda a víctimas de trata de seres humanos, se pusieron en contacto con la Policía. A partir de este momento se inició la investigación de una organización que captaba mujeres entre los estratos más pobres y marginados de Paraguay, para gestionar su viaje a España a través de los gerentes y dueños de dos agencias de viaje del país. Los paquetes turísticos incluían las «bolsas de viaje» con todo lo necesario para introducirse en España, así como instrucciones sobre cómo comportarse una vez aquí. A cambio de estos servicios, las mujeres contraían una deuda con la organización.

Una vez en España, la red explotaba a las mujeres en diversos chalets y pisos, blanqueando el dinero obtenido a través de quince sociedades articuladas en torno a dos sectores: el publicitario –con servicios de publicidad en autobuses, escorts, casas de citas…- y la compraventa de vehículos –limusinas para fiestas privadas de solteros y otros vehículos de alta gama-.

Asimismo, los miembros de la organización acudían a entidades bancarias con las víctimas para obligarlas a abrir cuentas desde las que posteriormente enviaban dinero a Paraguay como parte de la deuda contraída con sus captadores.

Del estudio de la documentación recopilada a lo largo de la investigación se deduce que la organización podría haber explotado en los últimos cuatro años a más de 100 mujeres.

Sometidas a un estricto control

La organización recorría los distintos chalets semanalmente con el fin de recoger las ganancias obtenidas y de corregir los comportamientos de las mujeres que «se salían de las normas establecidas» por los proxenetas; un estricto control sobre las víctimas a las que obligaban a mantener relaciones sexuales aunque estuviesen indispuestas, a no utilizar ni poseer teléfonos particulares y a captar clientes a través de una página web tipo chat, desarrollada por la organización para que estuvieran conectadas durante horas mientras no estuvieran atendiendo a otros clientes.

Además, en algunos casos, los proxenetas las obligaban a firmar títulos de propiedad de sus casas u otras propiedades en Paraguay, que luego les confiscaban a modo de fianza para el pago de los billetes de avión.

En esta operación se han efectuado siete registros domiciliarios en España, interviniéndose 15.000 euros correspondientes a una recaudación semanal, resguardos de envío de dinero de las víctimas a favor de los captadores en Paraguay, billetes de avión y paquetes turísticos gestionados por las agencias de viaje implicadas, entre otras cosas. Por otro lado, en Paraguay, se han realizado cuatro registros donde se han intervenido varios títulos de propiedad de las víctimas, listas de pasajeros con destino a España, tarjetas de activación de chip, así como remesas y recibos de dinero, entre otros.

Como resultado de la investigación, se ha solicitado la suspensión de las actividades de las más de quince sociedades utilizadas para blanquear el dinero obtenido, el embargo de bienes muebles e inmuebles de los miembros de la organización y las sociedades, incluyendo una embarcación, así como el bloqueo de las posiciones bancarias de los mismos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario