Sin categorizar

El Gobierno eleva la contracción del PIB al 1,3% en 2013, con un paro del 27,1%

AGENCIAS.-   La economía española se contraerá un 1,3% este año, pero crecerá un 0,5% el año que viene, según el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno, que empeora las antiguas previsiones (-0,5% y +1,2%, respectivamente).

En materia de empleo, el Gobierno estima ahora que la tasa de paro escalará al 27,1% al cierre de 2013, frente al 24,3% planteado anteriormente, aunque la tasa se moderará 26,7% en 2014 (23,3% planteado antes).

Así, la tasa de paro bajará el año que viene por primera vez desde el comienzo de la crisis en 2007, gracias a que la economía volverá a generar empleo en 2014.

En 2015, el PIB se mantendrá en la senda de crecimiento y aumentará un 0,9%, menos del 1,9% previsto antes. Esta cifra permitirá que la tasa de paro se reduzca al 25,8%, algo más que la anterior estimación oficial (21,8%).

Asimismo, la deuda pública española, que cerró el pasado año en el 84,2% del PIB, crecerá más de diez puntos entre este año y el próximo, y rozará el 100% en el horizonte de 2016, según el escenario macroeconómico incluido en el Programa de Estabilidad aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

En concreto, las nuevas previsiones del Gobierno apuntan a una deuda pública del 91,4% del PIB para este año, 4,2 puntos más respecto al cierre de 2012. Para el próximo año, el nivel de deuda pública subirá casi cinco puntos, hasta el 96,2% del PIB.

Este crecimiento de la deuda pública proseguirá en los siguientes ejercicios, hasta situarse en el 99,1% en el ejercicio de 2015. Las nuevas previsiones del Gobierno pronostican que la deuda llegará al 99,8% del PIB en 2016.

Grandes impuestos

Por otra parte,  la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este viernes que el Ejecutivo no va a subir «los grandes impuestos», y ha citado entre ellos el IRPF y el IVA, aunque sí hará «algunos ajustes», para converger en Europa, en materia de fiscalidad medioambiental, impuestos especiales y depósitos bancarios.

Además, ha señalado que, «en la medida de lo posible», el Gobierno intentará «suavizar» el IRPF y el IVA «en tiempos venideros». «No vamos a pedir a los españoles grandes esfuerzos», ha reiterado Sáenz de Santamaría durante la presentación del Plan Nacional de Reformas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La vicepresidenta ha dejado claro además que el Gobierno «no va a alterar» su política económica, porque ésta, ha dicho, «no se improvisa». «Va a ser la misma», ha subrayado.

En este sentido, ha indicado que el Ejecutivo «sigue pensando» que es bueno recortar el déficit público, pero ha añadido que, gracias a los esfuerzos que hicieron los ciudadanos en 2012, las reformas que se avecinan se caracterizan por su carácter estructural.

Así, Sáenz de Santamaría ha insistido en que la situación actual es «mucho mejor» que la de hace un año debido a las medidas que se adoptaron el año pasado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario