FIRMAS Marisol Ayala

Carta y preguntas del enfermero del “caso talio”. Por Marisol Ayala

Hace unos días el abogado de Iván Ramírez Aguilar, “caso Talio“, acusado de envenenar a su mujer, insistió para que se practique otra prueba que demuestre la inocencia de su cliente. El letrado intenta así acreditar que Ramírez no envenenó a su esposa mediante una combinación de medicamentos, sino que la fallecida, Laura Aróstegui, murió por glucogenosis, una enfermedad de origen genético relacionada con la acumulación de glucógeno. Ambos trabajaban como enfermeros en los dos hospitales públicos de Gran Canaria.

La juez que instruye la causa en Telde, Virginia Peña, ha denegado la práctica de esa pericial genética, pues los análisis realizados por el Instituto Nacional de Toxicología descartan esa patología. La citada juez también ha rechazado entregarle las vísceras de Laura a la defensa, entre otros motivos porque eso supondría vulnerar la cadena de custodia sobre las pruebas. Sin embargo, el abogado ha recurrido esa decisión ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas de G.C.

Erica con su hermano Iván Ramírez Aguilar Iván Ramírez Aguilar y su hermana Erica

 

En ese contexto Iván Ramírez ha remitido una carta a la responsable de este blog, la segunda que envía desde que fue detenido e ingresado en prisión en el 2010. El enfermero siempre ha declarado y defendido su inocencia. La carta de Iván contiene párrafos de contenido sentimental, rabia ante decisiones judiciales que considera injustas y la seguridad de que será declarado inocente.

Estimada Marisol:

Nuevamente, agradecerte de corazón que me des la oportunidad de dar a conocer a tus seguidores los datos relevantes de este “caso” que ha acabado con mis huesos de forma injusta en prisión, donde llevo ya dos años y casi ocho meses. Hace un par de semanas, tuve la oportunidad de oír la entrevista radiofónica que mantuviste con mi hermana, durante la cual surgieron algunas dudas y/o cuestiones tanto por tu parte como por parte de la presentadora.

Por un lado se le preguntaba a mi hermana Erica, si teníamos un buen abogado. Desde hace mucho tiempo, vengo manteniendo lo mismo; no tengo un buen abogado, tengo el mejor. Tengo el honor de estar asistido por un Letrado con una trayectoria llena de éxitos a lo largo de 25 años de ejercicio profesional, el cual se forma objetiva y subjetiva cree en mi y pone la mano en el fuego porque sabe sin duda alguna que soy inocente, y que por ello es capaz de dejar atrás cualquier cosa que tenga entre manos, ya sea profesional o personal, para dedicarse en cuerpo y alma en este caso, porque es quien mejor sabe que todo esto es una INJUSTICIA ABERRANTE y de dimensiones colosales, que lucha un muro de hormigón absolutamente imposible de traspasar por mucho empeño que ponga en el caso, y muchas peticiones que realice ajustadas a derecho y que siempre les son ninguneadas.

Es tanto lo que este hombre está luchando, que ha llegado a tomarlo como algo personal, porque no sólo está defendiendo a un Inocente, sino también a un niño (mi príncipe) que a día de hoy es huérfano de madre y padre; y por una mujer, mi amada esposa, que además de no encontrase entre nosotros para mi gran desgracia, se le ha insultado y se ha atentado contra su imagen y su honor, en concreto por el Ministerio Fiscal, Acusaciones personadas y Jueza Instructora. A todos ellos se les debería caer la cara de vergüenza al haber descrito la personalidad de mi adorada Laura de la forma en la que lo han hecho y haber dado una imagen de Laura en sus respectivos escritos que nada tienen que ver con la realidad.

Ya lo dije la ocasión anterior; mi amada Laura era una mujer sagaz, de gran inteligencia y perspicacia, una mujer como se suele decir en Andalucía, “muy larga”, nada que ver con la imagen de Laura que dan estos señores/as, los cuales la consideran como una mujer apocada, poco inteligente y que vivía en la inopia. Por si a alguien no le ha quedado claro; mi Laura desgraciadamente falleció tras 2 mese de ingresos hospitalarios, durante los cuales se nos hizo saber tanto a ella como a mí que Laura se estaba tomando o que alguien se lo suministraba, todo ellos ante la incapacidad de los médicos que la asistían para dar con un diagnóstico certero. Además, por todo esto, Laura fue entrevistada y  reconocida por 2 Psiquiatras distintos, los cuales les plantearon a Laura estos infundíos y absurdas teorías, ante lo cual, Laura respondió con rabia e indignación, negándolo todo y respondiendo que no dudaba para anda de la persona con la que convivía, es decir, me defendió a capa y espada.

 

Y ahora yo les planteo a tus lectores, Marisol, una serie de cuestiones:

¿Sabían Uds. que Laura conservó plenas e intactas sus facultades cognitivas y mentales hasta el día en que trágica y desgraciadamente falleció?

¿Sabían Uds. que Laura ha hablado en este caso, a través de testigos que han declarado en la causa y que siempre me defendió y fue mi mejor aliada?

¿Sabían que ninguna de las partes acusadoras, ni tan siquiera la Jueza Instructora, piden que se incorporen las entrevistas de los psiquiatras a la apertura del juicio oral?

¿Sabían que estas 2 entrevistas se recogen dentro de la extensa Historia Clínica del H.U. Insular, la cual ninguna de las partes acusadoras piden que se incorpore al juicio oral, tampoco la Jueza Instructora?

Es evidente que todas las lagunas de este amargo caso, las colma mi Abogado con su defensa, pero se indigna que no sea al menos el Fiscal y la Juez, que obligatoriamente por el principio de legalidad les corresponde los que deberían de incorporar a la causa todo lo que me perjudica, que es poco e infundado, y mucho de lo que me beneficia que es casi todo y nada se ha hecho, así funciona el procedimiento del Jurado.

  1. LA TEORÍA DE LA INSULINA EXÓGENA:

Desmentida por la Hª Clínica, además por la declaración de los Endocrinos que atendieron a Laura y por supuesto el excelente y fidedigno informe elaborado por el Dr. Frontela y Dr. Pérez-Aguas.

  1. LA TEORÍA DE LA POLIINTOXICACIÓN MEDICAMENTOSA:

Desmentida no sólo por la citada Hª Clínica, sino también por los 27 informes emitidos por el INT de Toxicología a instancias de la Jueza Instructora y los Forenses del IML de Las Palmas.

Todos y cada uno de los fármacos hallados en el cuerpo de Laura fueron administrados, pautados y/o prescritos por los facultativos que asistieron a Laura, por lo que los forenses del IML de Las Palmas han errado de principio a fin, elaborando un informe equivocado, por lo que han prevaricado por omisión y/o acción.

Es más, además de aparecer TODOS los fármacos en la Hª Clínica (en más de 70 ocasiones), el INT de Toxicología confirma y explica que las dosis de estos medicamentos serán TERAPÉUTICAS y en algunos casos RESIDUALES, ojo, permiten que me reitere, CANTIDADES TERAPÉUTICAS Y/O RESIDUALES, NO TÓXICAS, NI POR SEPARADO NI JUNTAS (avalado por más de 20 informes).

¿Hasta cuándo van a seguir manteniendo esta mentira que no sólo me afecta a mí, sino también a mi hijo, la familia de Laura y a mi familia?

¿Cómo piensa ocultar la Hª Clínica de Laura, que se corresponde con el tomo 3 del sumario y los 27 informes toxicológicos solicitados a instancias de SS. y de los forenses del IML de Las Palmas, en concreto por el Dr. Tapia Chincón?

¿Hasta cuándo va a persistir esta actitud inquisitorial y el empecinamiento en acusarme de un delito tan execrable que en realidad no ha existido porque se ha demostrado que el fallecimiento e mi adorada Laura fue por CAUSAS NATURALES?

Todo esto tiene varios nombres:

–        PREVARICACIÓN por omisión y/o acción.

–        INJUSTICIA.

–        TROPELÍA.

–        ABUSO DE PODER.

–        ETC….

Por no olvidarnos del famoso TALIO, que según los numerosos  informes toxicológicos emitidos por el INT de Tenerife y Madrid, solicitados a instancias de SS. y de los forenses del IML de Las Palmas, NIEGAN Y EXPLICAN EL PORQUÉ DE LA NOINTOXICACIÓN DE DICHO METAL PESADO. Además, Laura NUNCA presentó algún síntoma relacionada con la intoxicación por Talio u otros metales pesados, medicamentos, etc…, incluso la Fiscal lo negó en público en la Audiencia Provincial de Gran Canaria, y de eso, se hicieron eco los medios de comunicación. ¿Por qué lo niega en público y lo mantiene en la causa?

Todo ha llegado a un punto, en que todo lo que se solicitó en su día por SS., no ha hecho sino CONFIRMAR Y RATIFICAR MI INOCENCIA, pero por no enmendar errores colosales, se ha dado una versión de la ocurrido que nada tiene que ver con la realidad, por lo que se en los escritos de calificación en las acusaciones y el de la propia Jueza Instructora, SE FALTA A LA VERDAD DE PRINCIPIO A FIN, lo cual se resume en una sola palabra: PRESUNTA PREVARICACIÓN o INJUSTICIA ABERRANTE.

Habrá gente que crea que me lleno la boca con todo esto que digo, pero créanme, todo lo que manifiesto es cierto al 100%; así lo corrobora el inmenso sumario abierto en mi contra injustamente, la Hª Clínica, los informes toxicológicos, etc…

Para que vean hasta qué punto ha llegado esta tropelía, el auto que dictó mi ingreso en prisión el 16 de julio de 2010 por el Juzgado de Violencia de Género de Las Palmas, estaba motivado en que la noche anterior al fallecimiento de mi esposa, yo me encontraba con ella, lo cual era y es falso, cosa que se demostró con más de 30 testigos a los 2 días de mi ingreso en prisión, es decir, nunca me tendrían que haber detenido, nunca tendría que haber entrado en prisión.

En lugar de ello, la “investigación” se centró en buscar lo que fuese para buscar una culpabilidad, pero en realidad todo lo buscado no ha hecho sino demostrar sin ambages mi INOCENCIA. A tal extremo han llegado, que sin escrúpulo alguno se ha atropellado, se ha atentado contra la imagen y el honor de mi adorada Laura. Han destrozado su imagen, su honor, su personalidad y carácter, lo cual es algo que no pienso permitir, no voy a consentir que se digan por parte de alguno de estos individuos, presuntos prevaricadores ni una mentira más acerca de Laura.

Dedíquense a mostrar la verdad y no a causar más daño a la mujer más maravillosa que el mundo conocerá; a un menor (mi príncipe) que a día de hoy es huérfano de madre y padre, y  a mi familia y por supuesto a la familia de Laura, que ya tienen bastante con toda esta desgracia unida a la falacia, para además estar asesorada por un Letrado que dicho respetuosamente, sólo puede calificarse como picapleitos.

En otro orden de cosas, y siguiendo con la entrevista radiofónica, se aludía a una mala relación de pareja y a deudas.

Que Laura y yo teníamos deudas, SÍ, como casi la mitad de los españoles, es decir, recibos sin pagar y poco más, nada de deudas de juego (como también se comentó en su día), ni nada ilícito. Si alguien pretende aplicar el dicho que dice que cuando las deudas entran por la puerta, el amor sale por la ventana, se equivocarían a más no poder. Laura y yo éramos conscientes de nuestra situación y nunca discutíamos por esa cuestión.

Por otro lado, se ha hablado de discusiones frecuentes, lo cual es falso. Discutir, por supuesto que discutíamos, como todas las parejas, pero nada que no se solucionase hablando. Nuestro amor tenía tan buenos cimientos que nada hacía que se tambalease. Era una relación basada en el Amor, pero sobre todo en el respeto, el entendimiento, la empatía.

No teníamos secretos el uno para el otro; lo compartíamos todo.

En cuanto a los comentarios, que hay para todos los gustos, que hablaban sobre una actitud violenta, cualquier persona que me conozca mínimamente sabe que eso es incierto; lo cual también es desmentido por mi adorada Laura, que como he dicho en más de una ocasión, ha hablado a través de más de decenas de testigos de la causa, y siempre me defendió, me alabó y fue y seguirá siendo mi mejor aliada. Al recordar nuestra vida juntos, siento un inmenso dolor por todo lo maravilloso que vivimos y al ser consciente de la magnitud de mi soledad por no tenerla a mi lado. Cuando estás enamorado de verdad y al perder al ser amado, esos recuerdos maravillosos te recorren todo el cuerpo como si fuesen espinas, porque eres consciente que sólo te queda eso, el recuerdo.

A pesar de ser recuerdos preciosos y únicos, llega un momento en que se te arden por dentro. Fueron muchos momentos, como el de nuestra boda; cuando la vi, estaba deslumbrante, radiante, más hermosa que nunca y con una mirada de alegría en aquellos hermosos ojos negros imposible de olvidar. Me tenía encandilado y con los ojos llorosos de felicidad no sé cuantas veces le dije que la amaba. Al acabar la ceremonia, me besó y me dijo una cosa al oído; ese secreto y el roce de sus labios es algo que no olvidaré para el resto de mis días.

Discúlpenme que me ponga tan sentimental, pero Laura junto con mi pequeño príncipe es lo más grande y hermoso que me pasará en la vida.

Antes de acabar, quisiera hacer mención las últimas noticias de las que he tenido conocimiento, y es la negativa a mi puesta en libertad por parte de la Jueza y de las Acusaciones Personadas. Me gustaría aprovechar este medio para decir algo a cada una de estas partes en base a los escritos que han presentado:

A LOS CUATRO FORENSES, FUNDAMENTALMENTE, SR. TAPIA CHINCHON y SRA. TOBIO.

¿Por qué niegan la evidencia?

¿Hasta cuándo van a mantener sus lamentables errores que son en los que se apoyan los demás para continuar con este calvario?

¿Por qué afirman lo que no aparece en los autos y por qué niegan u ocultan lo que sí aparece y no quieren poner o no han estudiado?

¿Por qué no rectifican sus planteamientos erróneos cometidos en sus informes en contra del dictamen incluso de otros técnicos especialistas en la materia, nombrados por la Juez?

¿Dónde está su responsabilidad y dónde está su ética?

A LA SRA. DÑA. VIRGINIA PEÑA HERNÁNDEZ (Jueza del Juzgado Nº 2 de Telde).

¿Hasta cuándo va a seguir negando las evidencias existentes, y hasta cuándo va a seguir manteniendo esta actitud inquisitorial que tanto daño está haciendo a muchas personas, a la Justicia y a la Verdad?

¿Por qué se empeña en efectuar “ingeniería jurídica” en contra de mi persona, apoyándose en unos informes forenses contradictorios con el resto de lo por ella solicitado a otros técnicos por ella nombrados, y nunca se ha planteado la posibilidad de que soy absolutamente inocente?

A LA SRA. DÑA. BEATRIZ SÁNCHEZ CARRERAS (Ministerio Fiscal y Delegada de Violencia de Género en Las Palmas)

¿Hasta dónde va a llegar su necesidad y empecinamiento para seguir acusándome de un delito que no he cometido y que desde hace tiempo sabe que es inexistente?

Además Vd. sigue sacando balones fuera como puede, como por ejemplo ahora cuando ha dicho que las más de 6.000 firmas presentadas y que apoyan mi puesta en libertad, son firmas de familiares y amigos.

SRA. FISCAL, revise las firmas y verá como existen firmas de personas conocidas y/o famosas, entre ellas, varios periodistas canarios. Estas personas han firmado porque se rinden ante las evidencias y quizás, dicho respetuosamente, tengan más conocimiento del “caso” que usted.

A LA ACUSACIÓN PARTICULAR

¿Cuándo va a comprender Ud. que las circunstancias cambiaron hace mucho tiempo?

¿Es que acaso va a negar Ud. toda la documentación obrante en la causa?

¿Cómo tiene la osadía de seguir acusándome, cuando Ud. mismo dio validez y no dudaba de la palabra del Dr. Frontela y Dr. Pérez-Aguas?

¿Por qué sigue acusando, si no existe delito alguno?

Por otro lado, quisiera apelar a la sensatez y el buen hacer de los Magistrados de la Audiencia Provincia de Las Palmas, a los que van dirigidos los escritos presentados por mi Letrado.

Les digo esto, porque confío en su buen hacer y revisaran toda la documentación obrante en la causa para que tomen una decisión positiva con respecto a mi persona, porque es la única decisión que cabe adoptar ya que la verdad habla por sí sola. Basta ya de mandar balones fuera y es hora que alguien asuma sus propias responsabilidades.

Para acabar, Marisol, agradecerte nuevamente la oportunidad que me brindas para dar a conocer toda la verdad sobre esta pesadilla en la que estos/as señores/as han convertido mi vida, no sin antes decirles a todos, que no pararé aunque me vaya la vida en ello par que se conozca toda la verdad y se haga verdadera justicia, no sólo conmigo, sino también con los familiares de Laura y los míos, con ni pequeño príncipe, pero sobre todo con Laura. A pesar de todo el dolor y sufrimiento por su pérdida, nunca decaeré, por ti, Laura, mi vida, nunca jamás dejaré de luchar por ti, lo que no sé es como voy a poder vivir sin ti después de haberte amado tanto y seguir amándote; allá donde estés, recuerda que no pararé de luchar por ti, siempre `por ti, por y para ti MI LUCERO.

De corazón, gracias Marisol. Atentamente

FDO. IVÁN RAMÍREZ AGUILAR.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario