Sin categorizar

Sara Montiel, el último paseo por Madrid

AGENCIAS.- Cientos de personas se han congregado en la plaza de Callao de Madrid para dar su último adiós a la actriz y cantante Sara Montiel, fallecida este lunes a los 85 años en su domicilio de la capital. Los restos de la actriz han dejado el tanatorio de San Isidro a las 11:45. Rosa Valenty, Luis Cobos, Gurruchaga, han querido acompañar a la cantante y actriz y a sus hijos Thais y Zeus.

Tras la celebración de una misa privada en el Tanatorio de San Isidro, el coche fúnebre con los restos mortales de Sara Montiel se ha dirigido hacia la madrileña plaza de Callao, donde ha permanecido unos 15 minutos para que sus seguidores pudieran despedirse.

Saritísima se ha dado su último baño de masas recorriendo unas de las calles más clásicas de Madrid. El coche fúnebre ha salido con cuatro coronas y con una foto suya en la parte posterior del vehículo. Para que se pudiera ver bien el feretro y la foto de la artista, se ha despojado el coche de estas. La foto ha sido cambiada a los laterales del féretro que se pudiera ver. Detrás un cortejo de dos coches con el resto de las coronas. La Montiel ha subido desde Plaza España, y ha subido todo Callao y ha continuado por Cibeles.

Aunque la transversal de la madrileña calle no estaba cortada, al principio de la mañana, nada más saber que llegaba Sara, se ha puesto una cinta donde esperar a la artista. Muchos han sido los que han ovacionado y aplaudido a una de las artistas que ha estado en boga desde su juventud. Mucha gente coetánea se ha agolpado allí para darle una gran despedida.

La cantante que inmortalizó «Fumando espero…» hizo una parada en la Plaza de Callao donde con la mítica canción de «La Violetera» de fondo en la gran pantalla del cine Rialto, la gente al unísono, ha entonado «Cómpreme usted este ramito…».

Tal y como anunciaba ayer la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, «La Violetera» ha sido emitida desde la pantalla exterior del cine Rialto, en su honor. Esta cinta estuvo durante un año en cartel de este mismo cine. Fue la película más taquillera durante décadas en aquel tiempo donde había una tan amplia y extensa cartelera. No obstante todo un reconocimiento, a Sara y a una de nuestras artistas más internacionales de aquella época. La gente se ha agolpado a aplaudir y hacer fotos.

Poco después Sara tomaba de nuevo rumbo, ahora hacia el cementerio de San Justo, donde descasará en paz.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario