FIRMAS Juan Velarde

El País buscando en el baúl de los recuerdos. Por Juan Velarde

20130401230006-feijoo.jpg

Buena le ha caído al presidente de la Xunta de Galicia, el señor Alberto Núñez Feijóo a cuenta de una foto publicada por el diario El País en la que se veía que estaba en compañía de un narcotraficante. Atendiendo a la frialdad de los datos, es verdad que el político del PP frecuentó la amistad de Marcial Dorado, un personaje cuya catadura moral ha quedado bien demostrada, pero lo que se ha intentado hurtar al gran público es que este tipo, cuando hacía buenas migas con el ahora líder de los populares gallegos no era ni un narcotraficante ni se le conocían actitudes que traspasaban la barrera de la legalidad.

Y es que El País se ha puesto como loco a hurgar en el álbum del pasado hasta dar con una imagen donde poder afear al presidente gallego que su círculo de amistades no es de lo más recomendable y, por tanto, sumándose a las tesis del BNG y del PSOE, solicitar la inhabilitación del líder del PP. El problema es que la foto era de 1995, es decir de hace 18 años y ahora quieren cargarle intereses añadidos a un político al que la oposición no ha podido tumbar donde democráticamente se derrota a cualquier rival, en las urnas, ejerciendo el sano uso del voto.

Dicen también los avezados palmeros del socialismo o del rancio nacionalismo gallego que Feijóo hace cuatro años, en víspera de sus primeras elecciones como candidato (y que a la postre ganó), pidió al señor Anxo Quintana que diera explicaciones sobre una reunión de alto copete en el barco de Jacinto Rey, empresario de la construcción y también de los medios de comunicación. Sí, podrán pensar algunos, reunirse con un empresario será más decoroso que con un futuro contrabandista. Sí, el problema es que Rey se estaba poniendo las botas con los contratos que sacaba del bipartito Touriño-Quintana.

Habrá que ver en qué queda este vodevil gráfico, pero evidentemente algo se ha conseguido por parte de quienes pretendían crear cizaña, que esto tuviera ruido mediático, aunque parece que el recorrido va a ser bastante corto. Lo curioso de todo es, por ejemplo, que aún les resulte a algunos más edificante que un entonces ministro de Fomento tuviese reuniones clandestinas con un empresario en una gasolinera, Ahí se que se podía poner muchos datos negro sobre Blanco.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario