FIRMAS Salvador García

¿Se seguirá llamando Parque San Francisco? Por Salvador García Llanos

Un concurso de ideas para remodelar -a tenor del alcance de la iniciativa, éste parece ser el término más apropiado- el parque San Francisco que se transformaría en un espacio cultural y acogería los fondos del Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdhal (MACEW). El Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación Turística del Puerto de la Cruz prosigue su obra de planificación y promueve esta actuación que resulta decisiva para dinamizar la oferta cultural del municipio.
El parque San Francisco surgió sobre las cenizas de un pavoroso incendio que afectó al ‘convoy’ de viviendas que albergaba, mediados los años sesenta. La iglesia contigua se salvó milagrosamente. Entonces, el Ayuntamiento habilitó el solar como un centro de espectáculos con el que la ciudad, en plena proyección turística, no contaba.
En efecto, allí se celebraron las ediciones del Festival Internacional de la Canción del Atlántico después de que la sede del Lido San Telmo deviniera insuficiente además de estar muy expuesta a temporales marítimos. Las obras interiores de adaptación del parque San Francisco fueron acometidas por fases. Llegó a ser cubierto en su totalidad para garantizar que las inclemencias del tiempo no iban a impedir la celebración de espectáculos. Ya en los ochenta, hasta se pudo abrir una puerta de salida hacia la calle San Juan, muy útil para el despliegue de los actos carnavaleros.
El parque, ya lo hemos escrito, acogió importantes eventos musicales pero fue utilizado también como recinto deportivo, centro de reuniones y de participación social, ceremonias religiosas, mítines, exposiciones, actos y festivales escolares. Durante la última década fue entrando en desuso. Las exigencias de los requisitos de seguridad terminaron por hacerlo prácticamente inservible.
Su localización es muy céntrica, factor que se debe aprovechar, en todos los sentidos. Ubicado entre dos vías peatonales, es el momento de plantearse en el proyecto que gane el concurso una dotación de aparcamientos subterráneos, con acceso desde Santo Domingo y salida por San Juan.
Pero el concurso será gestionado por el Colegio de Arquitectos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y los usos habrán de ser definidos antes del verano. Habrá que estar atentos porque, si se materializa, será una actuación muy visible, expuesta, por tanto, al juicio crítico de la ciudadanía que, en el Puerto, ya se sabe…
Pero conseguir una infraestructura de primer nivel, que sea referencia, con una clara voluntad multifuncional, es el objetivo de los mentores. Se habla de auditorio, sala de exposiciones temporales, sede del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC) y el MACEW. Si añadimos los espacios complementarios, está claro que va a ser una actuación costosa. Pero convenimos en que la ciudad la necesita.
A propósito, que se aproveche el concurso de ideas para estudiar o determinar la modalidad de gestión posterior. Que el Ayuntamiento conserve la titularidad pública, por supuesto. Pero que la gestión del recinto admite variables, por supuesto. Otra vez planteamos, por si se quiere estimar, la alternativa de la empresa mixta.

En cualquier caso, el parque San Francisco -¿se seguirá llamando así en el futuro?- es un espacio que debe poner a prueba la capacidad de imaginación de los portuenses y agentes sociales. Para eso son los concursos de ideas, ¿no?

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario