Canarias Sanidad SOCIEDAD

La hipertensión protagoniza hoy el Día Mundial de la Salud 2013

Elblogoferoz.-El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril para conmemorar el aniversario de la creación de la Organización Mundial de la Salud. Cada año se elige para este día un tema que pone de relieve una esfera de interés prioritario para la salud pública mundial. El tema propuesto por la OMS para la edición 2013 es la hipertensión.

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta (HTA), aumenta el riesgo de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. La hipertensión no controlada puede causar también ceguera, irregularidades del ritmo cardiaco y fallo cardiaco. El riesgo de que se presenten esas complicaciones es mayor si se dan otros factores de riesgo cardiovascular como la diabetes.

El objetivo principal de la campaña del Día Mundial de la Salud 2013 es reducir el número de complicaciones cardiovasculares relacionadas con la hipertensión. Las metas específicas de la campaña son:

1-Promover la toma de conciencia sobre las posibles consecuencias de la hipertensión.

2-Animar a la población a adoptar estilos de vida saludables.

3-Promover el diagnóstico precoz sensibilizando a la población para que se mida la presión arterial periódicamente.

4-Incitar a las personas hipertensas diagnosticadas a que sigan las recomendaciones de los equipos sanitarios para el control de la enfermedad.

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión arterial (HTA) es el aumento permanente de la presión de la sangre dentro de nuestras arterias.

En el adulto, se considera hipertensión una presión sistólica (“máxima o alta”) igual o mayor a 140 milímetros de mercurio y una presión diastólica (“mínima o baja”) igual o mayor a 90 milímetros. Una persona es hipertensa tanto si tiene las dos como si tiene sólo una de ellas elevada.

Hay enfermedades que también aumentan el riesgo cardiovascular, por lo que en las personas que las padecen los límites que se consideran normales son menores. Así ocurre con personas diabéticas (130/80) o con aquellas que tienen insuficiencia renal y un aumento de la eliminación de albúmina en orina (125/75).

Las probabilidades de que la hipertensión se complique aumentan a medida que las cifras de presión se alejan de la normalidad. A mayores cifras, mayor gravedad.

En la mayoría de los casos no se llega a conocer el origen de la hipertensión, por lo que se denomina hipertensión esencial.

¿Es la hipertensión un problema frecuente?

Se estima que uno de cada tres adultos del mundo padece hipertensión. Esa proporción aumenta con la edad: una de cada diez personas de 20 a 40 años, y cinco de cada diez de 50 a 60 años.

Las complicaciones de la hipertensión arterial son las responsables de aproximadamente la mitad de todas las defunciones por accidente cerebrovascular o cardiopatía. Se considera que ese problema fue la causa directa de 7,5 millones de defunciones en 2004, lo que representa casi el 13% de la mortalidad mundial.

En los países de ingresos altos y sistemas sanitarios modernos y de amplia cobertura, el diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado ha propiciado un mejor control de la enfermedad lo que ha contribuido a reducir la mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

La importancia de la prevención y el control en la hipertensión.

La hipertensión durante muchos años no se nota, no duele, no produce ningún síntoma y, por lo tanto, necesitamos medir periódicamente nuestra presión arterial. Se recomienda:

Tomar la presión al menos una vez hasta los 14 años de edad; Cada 4 o 5 años desde los 14 hasta los 40 años; Cada 2 años a partir de los 40 años.

Si se tienen familiares con la presión alta, se es obeso, diabético, fumador o se tiene el colesterol alto, es importante saber cómo se tiene la presión arterial y los controles deben ser más frecuentes.

Algunas personas con hipertensión arterial se pueden controlar sin necesidad de tomar medicación, modificando su dieta, haciendo ejercicio y adquiriendo hábitos de vida saludables. Otras personas necesitarán tomar medicación, pero la adopción de un estilo de vida saludable y la reducción del consumo de sal si es necesario, hará que los tratamientos sean más efectivos.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario