Sin categorizar

La tinerfeña Rosy Cubas pone fin a 23 días de huelga de hambre tras recibir una carta de la consejera de Sanidad

Elblogoferoz.-La tinerfeña Rosy Cubas ha puesto hoy fin a 23 días en huelga de hambre en el Hospital de La Candelaria después de que la consejera de Sanidad del Gobierno canario, Brígida Mendoza, le haya mandado una carta comprometiéndose a mejorar el servicio de urgencias de este centro sanitario, entre otras peticiones solicitadas por esta activista de 67 años, según informó el CCN.

Rosy Cubas llevaba desde el pasado 28 de febrero en huelga de hambre para exigir un compromiso por escrito de los responsables políticos por una Sanidad pública digna, gratuita y de calidad. Tras más de 20 días en huelga esta tinerfeña comenzaba a tener ya serios problemas de salud.

La Confederación General del Trabajo (CGT) advertía ayer del empeoramiento del estado de salud de la activista. “Esta luchadora reclama una sanidad digna en las Islas, ya que las listas de espera y los continuos recortes en esta materia, han provocado serias dificultades a la población para acceder a una atención sanitaria de calidad. Una experiencia personal en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria fue la que le empujó a Rosy Cubas a iniciar esta lucha. Esta compañera comprobó en sus carnes el estado del área de Urgencias de este centro hospitalario tras ser atendida de forma negligente, a su juicio”, explica el sindicato.

Entre sus reivindicaciones también destaca la solicitud a la Consejería de Sanidad de dotar convenientemente el servicio de Urgencia de La Candelaria, dado que pudo ser testigo directo de la masificación del área y la falta de recursos materiales para atender a los pacientes. Otras de las demandas de Rosy son las de “terminar con las larguísimas y dolorosas listas de espera sanitarias, que acaban por cronificar a los enfermos, cuando no con su fallecimiento; que se de prioridad a los centros públicos y que ningún paciente sea trasladado a un centro privado sin su previo consentimiento; y que se lleve un control periódico de los centros sanitarios públicos, al objeto de comprobar que funcionan y son utilizados con todas sus capacidades”, entre otras reclamaciones.

Hoy, Rosy deja su lucha con un compromiso por escrito por parte de la consejera de Sanidad, tal y como se muestra en la imagen divulgada por el CCN, cuyo diputado, Ignacio González, ha actuado de mediador como presidente de la comisión parlamentaria de Asuntos Sociales.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario