FIRMAS Salvador García

Palabra de Luis. Por Salvador García Llanos

Dice que, después de haber llegado al medio con calzón corto, no le da la gana de desconectar. Y se entiende. Luis del Olmo, érase un hombre a un micrófono pegado, se despidió de Punto Radio con un ‘hasta luego’ que entonó al calor de la experiencia de anteriores adioses. Los que tuvo que decir, en su momento, en Radio Nacional de España, en RadioCadena Española, en la Cadena de Ondas Populares Españolas, en Onda Cero… allí donde su palabra quiso siempre ser rigor, divisa del medio bien hecho, donde la continuidad en antena se convirtió en el mejor aval de su credibilidad.
No, no quiere despedirse del todo el periodista leonés, la voz cálida e inconfundible de Protagonistas, el programa o el título que ha quedado definitivamente vinculado a su trayectoria. Está jubilado pero se resiste, quiere más, se siente con ganas y de seguir siendo útil. Su vida está ahí, ante el micrófono, en las ondas, donde se ha dejado la piel profesional durante casi cuarenta años.
Hizo once mil seiscientos Protagonistas, uno de ellos desde los antiguos estudios de Radio Popular de Tenerife en la calle La Carrera (Obispo Rey Redondo), cuando aún la dirigía el padre José Siverio. Su incorporación a la COPE fue determinante para que la cadena se vertebrase como tal y estuviera en condiciones de competir como tal. Allí estuvimos, en aquel programa realizado en directo, naturalmente. Ocurrió a principios de los ochenta, durante los últimos meses de nuestra estancia en aquella casa, a la que tanto debemos. Luis del Olmo llegó casi en plan revolucionario: trajo todo su equipo, unas diez personas, incluida la telefonista. Antes del alba, por aquello de la diferencia horaria, hubo que estar allí. Buenos días, España: la salutación inicial del magacín tuvo un inevitable tinte canario. Su dominio ante el micrófono, los gestos, las órdenes, la primera utilización del ordenador, la esmerada selección musical, el aviso periódico de lo que ofrecían en ese momento otras emisoras… Todo, todo fue muy estimulante y aleccionador para quienes trabajábamos en una emisora entrañable donde lidiamos las primeras cuitas profesionales. Al terminar la emisión, nos reunimos todos, directivos, redactores, operadores y auxiliares en un almuerzo en torno a su figura, cerca de Los Rodeos.
Experiencia personal y puntual al margen, es evidente que Protagonistas  es una notable obra radiofónica, es una contribución a la historia contemporánea del país, al tránsito democrático, a la consolidación del modelo constitucional y a la propia libertad de expresión. El programa, en todas las emisoras donde pudo ser sintonizado, ha formado parte de la vida de sus centenares de miles de oyentes y de la memoria de nuestra sociedad misma. Si algo merece ser denominado ‘clásico’, he aquí un título y un espacio que así debe ser considerado, que abrió surcos, que hizo de la información y del entretenimiento, del pluralismo y de la inmediatez, un brillante paradigma.
Por todo eso, pese a los sinsabores del desencuentro final de la “Operación Vocento”, merced a la cual la COPE se ha quedado con los postes de ABC Punto Radio, donde Luis del Olmo, galardonado donde los haya, brindó sus últimos trabajos, se entiende que no quiera desconectar, que ya prepare alguna producción para seguir pegado al micrófono de su vida desde donde seguirá saluda, comentando y preguntando.

Palabra de Luis.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario