Sin categorizar

Éxito en el primer trasplante cruzado con un riñón ligeramente incompatible realizado en España

AGENCIAS.-La Fundación Puigvert de Barcelona ha realizado por primera vez en España un trasplante renal cruzado con uno de los dos riñones ligeramente incompatible de uno de los receptores, mediante una técnica de inmunoadsorción que permite ampliar las posibilidades de éxito en este tipo de intervenciones, ya que, actualmente, el 30 por ciento de los candidatos donantes vivos no son compatibles.

La intervención, realizada hace tres meses, ha consistido en un trasplante renal de donante vivo cruzado entre dos matrimonios, uno de ellos que procedía del Hospital Puerta del Mar de Cádiz. En concreto, en este proceso se daba una incompatibilidad positiva leve que hacia que la operación no fuera viable inicialmente, ha informado este lunes la Fundación Puigvert en un comunicado.

Para conseguir que el riñón fuera compatible se extrajeron los anticuerpos del receptor que causaban la incompatibilidad mediante una máquina de inmunoadsorción –un mecanismo similar a la diálisis–, lo que permitió llevar a cabo el trasplante con éxito.

Según el jefe del Equipo de Trasplante Renal de la Fundación Puigvert, Lluís Guirado, esta técnica «no beneficia solo a un receptor, sino a dos», ya que el trasplante cruzado implica a dos receptores, y ninguno de ellos podría recibir el órgano si no se hiciera a través de esta técnica.

La incompatibilidad entre donante y receptor depende en gran parte de 12 proteínas que hay en el organismo, seis de las cuales se heredan del padre y seis, de la madre.

Esto significa que el receptor de un órgano se considera totalmente compatible con su donante cuando ambos tienen un grupo sanguíneo compatible y las mismas 12 proteínas.

Anticuerpos

Cuando el organismo entra en contacto con una proteína que no es igual a ninguna de las suyas, el cuerpo la detecta y genera anticuerpos contra ella, algo que ocurre en caso de trasfusión de sangre o embarazo, por ejemplo.

Los anticuerpos no deben suponer un inconveniente para la persona que los ha producido, a no ser que requiera un trasplante de un órgano que tenga alguna de las proteínas por las cuales ha formado anticuerpos.

Según ha explicado Guirado, los anticuerpos se generan por una o diversas proteínas, que pueden estar en muchas personas, sean o no familiares o tengan o no relación con la personas que ha creado los anticuerpos.

Por lo tanto, los anticuerpos que el cuerpo ha formado anteriormente por una determinada proteína son los causantes de la incompatibilidad, y si se intenta trasplantar un órgano que tiene una de estas proteínas por las cuales el receptor ha generado previamente anticuerpos, se produce un rechazo agudo.

Por ello, los trasplantes cruzados solo se hacian hasta ahora cuando el receptor no había creado anticuerpos respecto a las proteínas de su donante.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario