Sin categorizar

El Gobierno dejará a las autonomías que incumplan el déficit sin subvenciones para trasplantes

AGENCIAS.-  La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha preguntado al Gobierno si «no le da vergüenza jugar con la salud de la gente», en relación a la orden del Ministerio de Hacienda que, según la Cadena Ser, retirará las subvenciones a trasplantes a las comunidades que incumplan el objetivo del déficit. La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, le ha contestado que «en política no vale todo» y le ha acusado de hacer «demagogia».

Durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, Rodríguez ha reprochado a Sáenz de Santamaría los recortes que ha llevado a cabo el Ejecutivo en sanidad a cuenta del informe anual de la Defensora del Pueblo que se presentará este jueves y que, a su juicio, es «demoledor» y expone las «consecuencias devastadoras» de dichos ajustes.

La vicepresidenta ha subrayado que «las reformas del Gobierno son precisamente para que los servicios públicos tengan futuro», pero la portavoz socialista ha replicado que con recortes presupuestarios se «deterioran los servicios públicos» y se «atenta contra los derechos de los ciudadanos».

Matos: «Es una crueldad inaudita»

En el mismo sentido se ha pronunciado el secretario de Política Municipal y miembro de la Ejecutiva regional del PSC-PSOE, Gustavo Matos,que  ha dicho que el Partido Popular ha llegado a un nivel de «crueldad inaudito» con los ciudadanos al decidir quitar las subvenciones destinadas a actividades de donación y trasplantes a aquellas comunidades que no cumplen el déficit.

En declaraciones a Europa Press, Gustavo Matos ha señalado que España se ha convertido en «referencia» en materia de trasplantes, por lo que considera «increíble» que el Gobierno del PP quiera «poner en peligro» un proyecto que ha costado «décadas» poner en marcha, anteponiendo «las contabilidades de las comunidades autónomas a la salud y a los derechos de los ciudadanos».

Gustavo Matos entiende que el PP, con esta decisión, ahonda en la «fractura social» y «pone en peligro» el actual sistema público de trasplante, pues en aquellas comunidades que no cumplan con el déficit los ciudadanos «tendrán que acceder a la sanidad privada para poder hacerse valedores de un posible programa de trasplante».

Como miembro de la Ejecutiva regional del PSC-PSOE, Gustavo Matos ha avanzado que se coordinarán con la Ejecutiva Federal para intentar que el Partido Popular rectifique esta decisión.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario