Sin categorizar

La Guardia Civil inspecciona casi 800 chatarrerías en toda España

AGENCIAS.-La Guardia Civil, dentro de una operación especial llevada a cabo el pasado miércoles a nivel nacional, ha inspeccionado cerca de 800 Centros de Gestión de Residuos Sólidos, donde se  ha recuperado más de 3500 kilos de diferentes metales presumiblemente procedentes de robos. Entre los metales más robados destaca el cobre debido al valor que alcanza en el mercado ilegal este tipo de metales. Han sido detenidas 10 personas e imputadas más de 50 en todo el territorio nacional.

En esta operación, que se enmarca dentro del Plan Nacional establecido por la Guardia Civil para la lucha contra el robo de metales, han participado más de 5.000 agentes de toda España.

Algunos de los centros inspeccionados contaban con graves deficiencias, entre las que destaca la no grabación de los movimientos de metales en el aplicativo telemático que comparte la Guardia Civil con estos centros.

Plan Nacional para la lucha contra el robo de metales

La Guardia Civil mantiene operativo desde el año 2006 el “Plan Nacional para la lucha contra el robo de metales” con el fin de hacer frente al incremento de los robos detectado desde entonces y que está fuertemente vinculado a la evolución de la demanda y el incremento del precio del cobre en el mercado internacional.

Este Plan Nacional contempla una serie de acciones operativas específicas con los objetivos de prevenir los robos de cobre y evitar que el material robado llegue al mercado, a través de una actuación sobre todos los canales de receptación, transformación y transporte internacional.

En estos operativos intervienen tanto las unidades de seguridad ciudadana como las de investigación. En ocasiones se precisa también el apoyo de helicópteros para el control en zonas de difícil acceso de robos de grandes cantidades de metal, tendidos eléctricos, antenas de telefonía, huertos solares, etc.

Para lograr estos objetivos la Guardia Civil ha puesto en marcha diversas actuaciones:

  • Inspecciones de los Centros Gestores de Residuos Metálicos y de los establecimientos de compraventa de cobre y otros metales.
  • Aumento de la presencia policial en las zonas en las que este tipo de delincuencia tiene mayor incidencia.
  • Trabajo conjunto con los sectores energético, ferroviario y de las comunicaciones, que son los más afectados por este tipo de actividad criminal y coordinación con las policías autonómicas.
  • Implicación de la Agencia Tributaria formando equipos conjuntos de inspección al objeto de descubrir activos ocultos o actividades y operaciones financieras que constituyan parte de la economía sumergida y que estén vinculadas con el mercado ilegal de metales.
  • Refuerzo de la cooperación policial a nivel internacional y nacional, especialmente en el ámbito de la Unión Europea.
  • Control de puertos con transportes destinados principalmente a países asiáticos.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario