Sin categorizar

DE PICOTEO POR TENERIFE. Tasca Guachinche La Raposa

Hace tiempo, pasando por La Perdoma me topé con un guachinche con éste mismo nombre (y con el mismo cartel), que no había visto antes. Lo anoté para volver otro día, y cuando lo hice, ya no existía. Algo tuvo que pasar para que durara tan poco. Pues mira, tiempo después me encuentro unos carteles pasando la carretera de La Florida, en La Orotava, indicando la situación del guachinche. Entramos y nos gustó el sitio, bastante mejor que en la anterior ubicación. No sé si serán los mismos dueños, pero desde luego el cartel si.
Ahora se ubica en una casa antigua, que nos da la bienvenida con unas cestas de frutas y hojas de palma, y donde hay situadas un par de mesitas. El patio central divide los dos comedores de que dispone, dentro de lo que serían dos habitaciones. Uno de ellos alberga también una pequeña barra. Y en el patio tienen situada la zona de asar. El sitio es acogedor, tranquilo, incluso cuando se fué llenando. El único problema será aparcar en esa estrecha calle cuando vaya mucha gente. Tienen también un pequeño aparcamiento junto a la carretera general, pero para no más de cinco o seis coches.
De comer, carta cortita, pero suficiente para un buen picoteo, y la verdad es que desde fuera olía que alimentaba. Ese día anunciaban en la pizarra Croquetas, Ropa Vieja, Fabada, Asadura, Carne de cabra, Carne fiesta, Huevos al estampido, y, como platos fuertes, Pollo asado, Chuleta o Bistec. Como decía, se fué llenando poco a poco, hasta completar un aforo apreciable para ser un sitio nuevo, y en los tiempos que corren.
Nosotros empezamos con unas buenas Croquetitas caseras, acompañadas de un sabroso ali-oli. Probamos la Fabada, que estaba muy, muy rica, muy sabrosa. También estuvo bien la Ropa Vieja, aunque me recordaba más al pollo mechado para arepas que a la Ropa Vieja a la que está uno acostumbrado, pero estaba buena. Aunque el servicio fué relativamente rápido, si se retrasó un poco el último plato, por razones de preparación, pero valió la pena la espera, ya que fué lo mejor: Un tremendo bistec de cerdo, tierno, tierno y jugoso. Diría que de los mejores que he probado últimamente. Habrá que ir a probar la chuleta, a ver si está igual. De postre, pedimos los dos que tenían: Una tarta de piña, muy rica, y un postre de café, bien de sabor, aunque un poco seco. De beber, una cuarta de vino y cinco refrescos. Y lo mejor es que se puede quedar uno a gusto como nosotros, y con el estómago satisfecho, por unos veinticinco euros. A ver si esta vez duran más (si son los mismos), que hay que probar esa chuleta.

Dirección: Camino la Candelaria – Hacienda perdida, 7
LA OROTAVA. Teléfonos: 696-920 022 / 610-803 698

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario