Sin categorizar

Los procesos arbitrales han aumentado un 116% en lo que va de año

Elblogoferoz.-Cada vez son más los empresarios y particulares que recurren a los procesos arbitrales en busca de solución para los litigios de carácter civil, mercantil y/o marítimo. Tales como reclamaciones de cantidad, desacuerdos económicos entre las partes por compra-venta, prestación de servicios insatisfactoria, arrendamientos o reclamación de deudas de morosos en las comunidades de vecinos, abordajes en la mar, protestas de mar, entre otros.

Según datos facilitados por la Corte Nacional de Arbitraje Civil, Mercantil y Marítimo de la Asociación Nacional de Jurisdicción Arbitral (ANJAR), el número de arbitrajes se ha visto incrementado en lo que va de año en un 166 por ciento respecto a 2012, denotando el creciente interés y confianza de los ciudadanos en este sistema alternativo de resolución de litigios.

Los factores que han provocado este incremento más que notable en menos de un año son muy claros. Por un lado, el ahorro económico que le supone al demandante recurrir a los procesos arbitrales. Así, por ejemplo, en una demanda presentada ante un Juzgado de Primera Instancia por reclamación de 3 mil euros, puede suponer, independientemente de las nuevas tasas judiciales, un coste medio de 850 euros, frente a los 390 euros del procedimiento en un arbitraje administrado por la Corte Nacional de ANJAR. Es decir, el coste se reduce en torno a un 45 por ciento.

Además, el procedimiento arbitral culmina, inapelablemente, con la pronunciación del Laudo (resolución arbitral) que se dicta en un plazo promedio de 40 días, mientras que en la jurisdicción ordinaria cabría interponer diversos recursos, con sus correspondientes costes y la demora incluso de años hasta conocer la sentencia definitiva.

Asimismo, sea cual sea la cantidad reclamada, en los procedimientos arbitrales no es necesaria la intervención de abogado ni procurador, aunque sí recomendable, y el sometimiento al arbitraje requiere un acuerdo de las partes litigantes, denominado Convenio Arbitral.

En cuanto al órgano decisorio, la Corte Nacional de Arbitraje de ANJAR instituye, para cada caso, un Tribunal Arbitral constituido por un Árbitro especialista en la materia objeto del litigio y un Secretario Arbitral especializado en dinámica procesal, que actúa garantizando la adecuada comunicación con las partes y el cumplimiento de plazos establecidos por el Reglamento Procesal de Arbitraje de la Institución. Esta condición de especialización en las diferentes disciplinas implica la necesidad, por parte de la Corte, de disponer en su Censo de un elenco muy cualificado de profesionales.

Formación para ser árbitro

La Corte Nacional de Arbitraje Civil, Mercantil y Marítimo de ANJAR impartirá, del día 8 al 11 de abril en Las Palmas de Gran Canaria, el I Curso de Formación de Árbitros dirigido a profesionales de todos los sectores que quieran formarse en el ámbito del Arbitraje, y preferentemente a Licenciados y Diplomados universitarios y Técnicos Superiores, aunque se contempla la posibilidad de incluir a cuantos profesionales puedan acreditar amplia formación y experiencia en cualquier materia arbitrable.

El objetivo de este curso es dotar a los asistentes de la formación necesaria sobre legislación arbitral, facultándoles -tras la superación de un examen, que se realizará una semana después de finalizar el mismo- para solicitar su inclusión en el Censo de Árbitros de la Corte Nacional de ANJAR.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario