FIRMAS

El jubilado. Por Joaquín Hernández

Llevo dos días con la bilis en el estomago, con ganas de vomitar y un increíble malestar, cabreo y mala leche que no sé si es debido a la abstinencia por dejar de fumar o por las noticias que leo y releo hasta decirme que es cierto lo que estoy leyendo.

Al mismo tiempo me pregunto, una vez más, si estoy viviendo una película de terror o bien un mal sueño que terminará en pesadilla peor que la película famosa, degollando cabezas y sacando tripas por todas partes, pero desde luego el final no es nada feliz ni risueño. La troika  con la señora Merkel al frente vuelve  ataque y nos avisa que la “guerra económica” no ha finalizado y que seguiremos ajustando nuestro “presupuesto para rebajar el déficit y mejorar nuestro margen de maniobra”. Lo que significará mayores sacrificios para la inmensa mayoría de los españoles, como si  todo lo que llevamos soportando fuese poco y necesitáramos un par de millones más de personas en desempleo, unos cuantos millones menos de pensionistas y algún  que otro millón más de suicidas. A estás “medidas” se unen una tercera reforma laboral y la ampliación a los 67 años de la edad de jubilación y un mínimo de cotización de 45 años per cápita.

Esto de la jubilación no será para todos igual. Como ejemplo tenemos al “honorable” Ernest Benach, Presidente del Parlamento de la Generalitat Catalana, este “prócer” de la política catalana/española procede de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) este partido al que pertenece José Luis Carod Rovira, aquel impresentable que pactó con ETA que los atentados se cometieran fuera de las “fronteras de Catalunya”, abonando el impuesto revolucionario y la ayuda que hiciera falta para librarse de la horda de asesinos terroristas dentro del territorio catalán. Sin duda alguna, un ejemplo de solidaridad y humanidad con sus vecinos del resto del Estado Español el que importaba una solemne mierda al impresentable político de izquierda.

Pues bien, el Sr. Benach se nos retiró, se jubiló a los 51 años de edad. Las  razones que argumentó fueron un exceso de trabajo, pocas horas de dedicación a la familia, cansancio y estrés motivado por su alta responsabilidad en los destinos de Catalunya. Todo hasta éste punto es “normal”, si tenemos en cuenta la gran labor  que nuestros políticos realizan diariamente por y para la Patria, las 17 patrias + una. Lo que ya no tenemos tan claro es como se lo montan para que  la Jubilación de un individuo como Ernest Benach, de profesión barrendero, cobre 104.008,05 euros anuales hasta el año 2014 y posteriormente cuando cumpla los 65 años una pensión vitalicia de 78.006,71 euros anuales. De acuerdo con la normativa vigente, Benach tiene derecho a percibir, como el resto de los ex presidentes, “por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que ha estado en el cargo, y como mínimo durante una legislatura”, a una asignación mensual 80% al de la retribución mensual que corresponde al presidente parlamentario.

El caso no es que sea catalán o extremeño, el caso es que todos tienen la misma cara dura, la misma mirada de incrédulo mamoncete, de mediocre, de hiena carroñera.

El caso es que por culpa de este y otros cientos de miles como el que vive en Cataluña, Cantabria, Canarias, Asturias, Aragón, Navarra, Euskadi, Castilla León, Madrid, Valencia, Murcia, Castilla la Mancha, Extremadura, Andalucía, La Rioja, Ceuta y Melilla… eso que dicen que forma algo llamado España, sin que el pueblo apruebe nada, se reparten el botín y nos miran a la cara como diciéndonos, «somos los salvadores de la patria, los mejores, somos vuestros amos y señores, por eso tenéis lo mejor de todo: LA DEMOCRACIA!! , os hemos salvado de la tiranía franquista, opresora y asesina, así que no os quejéis mucho y a pasar por el tubo, ignorantes!!» y eso es… que a todas estás nos vienen hablando de la Independencia, de la autodeterminación de los pueblos, de la madre superiora y el abad de San Mateo Mártir, que por lo visto también tienen que ver en el chollo del hijo del Honorable Pujol, Oriolsito niño bonito de sus papas y sus mamas, sus yayos y yayas y sus amantes despechadas… pobre pueblo catalán… Deu meu!! Y pobre pueblo español… Dios nos asista confesados.

¿Pero de verdad cree alguien que nuestros males, los de España, Euskadi, Catalunya etc. se resuelven con la independencia, con  la auto determinación de los pueblos de España?

Los catalanes, los manchegos y los vascos, pasando por los canarios, andaluces, etc. tenemos un problema común nada distinto el uno de los otros, ni los de otros a los de uno y no es otra cosa que los políticos y la política que practican de acuerdo a sus conveniencias y de espaldas al pueblo que dicen representar. Las diferencia de la llamada “casta política” en referencia al pueblo, a los ciudadanos de a pie, es abismal. Los privilegios que se reparten en todos los aspectos, tanto financieros como judiciales, rozan la ilegalidad si no fuera porque ellos mismos son los que legislan esa “legalidad”. Todo esto, sigo diciendo, acabará mal muy mal, incluso peor…

 

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • OSTIA TÚ, A MI ME PASA LO MISMO. OS INVITO A LOS NUEVE MILLONES DE PENSIONISTAS A SALIR A LA CALLE A LA CAZA Y CAPTURA DE ESTOS INDECENTES Y CAINITAS, ALGUNOS DEL OPUES DEI, DEL GOBIERNO DE RAJOY SU BRAZO EJECUTOS BAÑEZ.