Sin categorizar

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife cumple 236 años

Elblogoferoz.- La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife fue establecida en La Laguna el 15 de febrero de 1777, fruto del momento en que la ilustración y todo lo que ella representaba había introducido aires renovadores en la Monarquía Hispana. Imbuidos por este espíritu personalidades destacadas de la aristocracia, el clero, el funcionariado y la burguesía, unidas por el deseo común de progreso en todos los ámbitos de la vida pública, unieron sus esfuerzos para encontrar soluciones a la postración en la que se encontraba la sociedad española.

A lo largo de los 236 años de actividad ininterrumpida la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife ha contribuido al impulso de todas aquellas iniciativas relacionadas con el progreso e interés general de nuestra tierra. Por ello se ha visto reconocida con la Declaración de Utilidad Pública otorgada por el Vicepresidente 1º del Gobierno y Ministro del Interior, la Medalla de Oro de la Isla de Tenerife otorgada por el Cabildo Insular, la Medalla de Oro de la Ciudad de San Cristóbal de La Laguna y el reconocimiento como entidad colaboradora en la prestación de servicios sociales con carácter de entidad de voluntariado por la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias.

Su papel en la sociedad actual, donde el protagonismo de las Administraciones Públicas parece prevalecer sobre cualquier otra manifestación ciudadana, continua siendo imprescindible, no sólo como refugio de nuestra historia y cultura, sino como la voz libre y reflexiva que, a través de las múltiples facetas intelectuales y profesionales de sus miembros, contribuya a mejorar el mundo en que vivimos.

Fiel a esta trayectoria dos veces centenaria, esta Institución tiende su mano a la sociedad que motivó su nacimiento y ha venido justificando su existencia. En esta tarea abre sus puertas a toda aquella persona que desee contribuir al progreso general, desde el respeto a la pluralidad, la mesura, la lucidez y el sentido crítico.

El objetivo de toda su actividad actual es ser ese instrumento útil para la comunidad que motivó su creación en 1777 y paralelamente ser, asimismo, voz autorizada e independiente de la sociedad civil organizada. Para cumplir ese objetivo con su trabajo ofrece la colaboración a los poderes públicos, como depositarios de la soberanía popular, para desde esa independencia y generosidad, aportar análisis sobre la situación social y económica del país y posibles soluciones en momentos críticos.

Cuestiones como la adecuada formación de los jóvenes y profesionales en situación de desempleo, la necesidad de un adecuado y sostenible desarrollo de la decadente agricultura isleña, la industria, el comercio, la sanidad y todos aquellos aspectos que redunden en el bienestar de los habitantes de esta tierra, son los referentes de las acciones que emprende esta histórica Institución, con esa generosidad propia del voluntariado que no espera más satisfacción que prestar el mejor servicio a la sociedad que la acoge y que confía en ella.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario