FIRMAS

1.400.000 firmas y 334 indecentes. Por Joaquín Hernández

Con más de un millón cuatrocientas mil firmas se presentaba la Iniciativa Legislativa Popular efectuada por la PAH (Plataforma Afectados Hipotecas) en el Congreso de los Diputados.

El indecente diputado del PP, D. Teodoro García, con una ironía digna de cualquier bellaco  malandrín  vino a decir, con toda su cara dura, a la PAH “Nosotros vamos con ustedes en el mismo camino”  el abucheo que produjo el cinismo del impresentable “señoría” fue estruendoso y los cimientos del Congreso debieron agitarse con vergüenza ajena.

 ¿A qué camino se refería el mediocre Sr. García? ¿Al camino que nos ha llevado a perder la vida de ciudadanos, induciéndoles al suicidio, por culpa de una Ley Hipotecaria obsoleta y a todas luces injusta?

Estaba todo previsto, con alevosía y premeditación: La Iniciativa Legislativa Popular iba camino de la papelera con los votos en contra y utilizando la dictacracia que produce la mayoría absoluta que tiene el partido de Gobierno, el PP. Eso estaba clarísimo, de ahí la movilización ciudadana, por primera vez estábamos todos los españoles esperando el esperpéntico rechazo y atentos al Parlamento Español. La gota colmaba el vaso y la noticia del suicidio de un matrimonio de jubilados en Mallorca, acosados por el inminente desahucio de su vivienda parecía un presagio de insumisión popular, un grito al unísono  ¡¡basta ya!! . Una vez más sentíamos en nuestra sangre la tragedia cometida por los nuevos verdugos del siglo XXI; la banca carroñera y asesina que sin piedad consigue ajusticiar de manera indirecta y apoyada por leyes legisladas a favor de los poderosos a docenas de personas, sin más delito que el no poder abonar las cuotas de su hipoteca e incluso una vez entregada la vivienda someterse al pago de una deuda de por vida.

Todo esto, que ya es dramático, es aun peor en el sentido de soportar con nuestro dinero los fraudes cometidos por esa banca, estafadora y carroñera. Mientras los indecentes de nuestro mosaico político solicitaban un rescate bancario a la Unión Europea, para salvar las miserias y los cuantiosos sueldos millonarios de ejecutivos y miembros de de la cúpula bancaria, miles de ciudadanos estaban siendo desahuciados y “ejecutados” por Jueces que interpretaban la ley hipotecaria al pie de la letra, como si con ellos no fuese la cosa, mirando a sus ombligos y escudándose en eso que dice nuestro Monarca “las leyes son iguales para todos”, la justicia no, Majestad.

Los 334 indecentes que han votado si a la iniciativa popular son culpables indirectos de la muerte de más de treinta personas. Del suicidio inducido por unos políticos que legislan dando la espalda a los ciudadanos, que cuando han tenido la oportunidad de cambiar esas leyes  no lo han hecho por intereses partidistas y corruptos. Se equivoca el que crea que con la aprobación de iniciar el trámite de la ILP va a limpiar conciencias y se equivoca aquel que crea que la moratoria universal para los desahucios; dación en pago con carácter retroactivo y creación de un parque de viviendas para alquiler social mucho más amplio de las 6.000 casas que ha ofrecido el Gobierno, está conseguido. Desgraciadamente no sucederá, todo seguirá más o menos igual a menos que se legisle una nueva Ley Hipotecaria, una nueva Ley que regule los abusos de las entidades financieras como son los embargos a la carta y las subastas pactadas con clientes y  amigos. Todo huele a podrido, en la realidad en España solo van al trullo los parias.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario