Canarias Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Medio Ambiente SOCIEDAD Tecnología

David Bustabad, un tinerfeño que ha situado a Canarias en la cima del reciclaje. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.-Con sólo 22 años empezó a dar sus primeros pasos en el mundo empresarial. Por aquel entonces, David Bustabad era un joven estudiante de Empresariales que compaginaba su carrera con el trabajo, junto a su padre, en la serrería familiar. El olor a madera fue filtrándose en su piel y sin apenas darse cuenta, fue convirtiendo en sabia el interior de su corazón. Empezó a preocuparse e interesarse por el medio ambiente, al darse cuenta de que las materias primas en la Isla, como en este caso era la madera, escaseaban cada vez más y, por el contrario, apenas se procedía a su reutilización.

Este gusanillo comenzó a darle vueltas por su cabeza y el interés por el mundo del reciclaje fue calando cada vez con más fuerza en él, hasta que toda esa sabia interior brotó de golpe. Así, un día tomó la decisión de dejar la empresa familiar y centrarse, realmente, en lo que creía: la defensa del medio ambiente. Buscó un socio y durante ocho años llevó a cabo un proyecto centrando en reciclar la madera. A esta idea se le sumó, más tarde, la de crear la primera planta de compostaje privado en Canarias o la puesta en marcha de una fábrica de elaboración de piensos ecológicos y otra de trabajos forestales.
Empezó con 26 años a innovar empresarialmente en el sector del reciclaje orgánico, hasta que ocho años después decidió probar suerte en el sector inorgánico con la primera industria de reciclaje de aparatos eléctricos y electrodomésticos de Canarias, Ewaste.

El empresario tinerfeño, David Bustabad, fundador y director general de Ewaste.

Por dicho proyecto, David Bustabad recibió en el año 2010 el premio Innovación Empresarial de la Fundación FYDE de CajaCanarias y, dos años después, obtuvo el premio Emprendedor Social de la Fundación la Caixa, un galardón con el que la entidad financiera y el Ministerio de Industria, a través de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa), reconocen a la empresa española con mayor impacto social y por el que Bustabad compitió con 805 empresas más.

Premios internacionales

La cosecha de éxitos no paró aquí, ya que a finales de 2012 este empresario tinerfeño fue seleccionado entre los 20 mejores emprendedores menores de 40 años más sobresalientes del panorama empresarial español. De manos del Príncipe de Asturias, David Bustabad recibió en Madrid el Premio Internacional Global Entrepreneurship Week (Semana del Emprendimiento Global), un reconocimiento a su labor en defensa del medio ambiente mediante un galardón internacional avalado por David Cameron y Barack Obama, entre otras destacadas personalidades.

La sucesión de premios que ha recibido este tinerfeño fuera de nuestras Islas ya llena su vitrina, pero como siempre sucede con todo visionario, su labor se reconoce más en el exterior que en la propia Isla donde ha asentado su proyecto bajo el nombre de Ewaste.

Hasta el año 2005 no existía ningún tipo de legislación en España que regulara este sector y la gran mayoría de estos aparatos se iban directamente a la basura. Pero, a partir de esta fecha se crea un punto de inflexión en nuestro país, cuando la ley ya obliga a fabricantes e importadores a financiar el reciclaje de estos aparatos.

David Bustabad aprovechó esta normativa y su lucha desde joven por el medio ambiente para poner en marcha un novedoso proyecto a nivel regional. Así, en el año 2008 comenzó a elaborar un ambicioso proyecto bajo el nombre de Ewaste, con el fin de conseguir que en Canarias existiera una planta para tratar estos residuos denominados RAEE. “Hasta entonces lo que se hacía en las Islas era tirar estos aparatos a vertederos o tratarlos a través de gestores no autorizados o su envío a plantas de la Península, con lo cual también se estaba contaminando en el transporte”, explica.

Industria especializada

Es por ello que Bustabad, fundador y director general de Ewaste, apostó por crear esta industria en Canarias, concretamente en la isla de Tenerife, aunque su puesta en funcionamiento llegaría en 2012 tras años de papeleos, búsqueda de suelo, adquisición de maquinaria y financiación, ya que la inversión superó los 7 millones de euros. Una industria especializada en el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, como electrodomésticos, ordenadores, teléfonos móviles, etcétera que cuenta con el respaldo del Ministerio de Industria y del Gobierno canario.

Vista panorámica de la industria Ewaste, sita en el complejo ambiental de Arico.

El empresario tinerfeño ha creado la primera industria canaria especializada en el tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, Ewaste

“Todo lo que se conecte a un enchufe o utilice pilas o baterías para su funcionamiento es tratado en nuestra industria, que tiene capacidad para la gestión de residuos de 101 tipos de aparatos, los cuales se recogen en cinco categorías: grandes aparatos sin gases refrigerantes (hornos o lavadoras); con gases refrigerantes (neveras); pequeños aparatos; informática y televisiones; y lámparas y luminarias (fluorescentes y led), señala el empresario.

Ubicada en el Complejo Ambiental de Arico, junto al PIRS, y con menos de un año de vida entre sus cimientos, Ewaste ha logrado consolidarse como la industria más moderna de Europa y la pionera a nivel canario en el reciclaje a grandes escalas. Cuenta con la tecnología más avanzada para la descontaminación de los RAEE y sus cimientos se basan en lo que se denominaría una industria de logística inversa, en la que a partir de residuos se logra recuperar materias primas fundamentales para la economía, como hierro, cobre o aluminio.

La descontaminación y reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos es la finalidad de esta industria ubicada en Tenerife.

Con una garantía del 99,98% en la extracción de gases, esta industria canaria ha logrado posicionarse entre las primeras del sector a nivel europeo en cuanto a reciclaje y sostenibilidad, ya que ninguna ofrece un porcentaje tan alto de éxito en la descontaminación de estos aparatos. Asimismo, desde el punto de vista económico y social, Ewaste ha creado otro valor añadido, que es el de generar empleo al contar, actualmente, con una plantilla formada por 30 personas, de las cuales el 48% proviene de colectivos en exclusión social o con algún tipo de discapacidad, más la creación de otros 50 puestos indirectos a través de las empresas de transporte que llevan el material a la fábrica.

Recogida gratuita

En este sentido, Bustabad matiza que la recogida de aparatos es gratuita, bien a través de la red de puntos limpios del Cabildo, mediante los convenios suscritos hasta ahora con 25 de los 88 ayuntamientos canarios, o a través de las tiendas asociadas a la Fundación que también preside, Canarias Recicla. “El usuario no tiene que pagar por este servicio, pues la ley obliga al fabricante de cada aparato a costear su descontaminación. Ellos son nuestro sustento, aparte del que nos genera la venta de las materias primas una vez se ha reciclado el aparato”.

El ámbito de actuación de Ewaste es regional, aunque su ubicación sea Tenerife, puesto que no hay volumen suficiente de aparatos que justifique la creación de una planta en cada Isla. No obstante, entre los proyectos futuros destaca la réplica de este modelo de industria a América Latina, como proyecto de expansión, así como la apertura de una planta de pre tratamiento y agrupamiento de carga en Gran Canaria. Todo pasando por el crecimiento en empleo y la ampliación a tres turnos de la planta.

Fundación Canarias Recicla

Bustabad indica que otra de las patas que sustenta su labor empresarial está centrada en la de concienciar y educar medioambientalmente a consumidores, administraciones locales y comerciantes. Con este fin se constituyó en 2009 la Fundación Canarias Recicla, que actualmente preside. “Cada año se generan unos 18 kilos de residuos de RAEE en España y de este total sólo se están recuperando unos cuatro kilos. El resto está yendo a vertederos, a gestores no autorizados que no tienen control con estos materiales o están siendo objeto de exportaciones ilegales a países terceros”, subraya el empresario”. Por ello, “nuestro esfuerzo se está centrando ahora en comunicar que existimos y explicar en qué consiste nuestra labor, con el fin de concienciar a los canarios de la importancia que tiene reciclar estos materiales y, sobre todo, a muchos ayuntamientos de que están incumpliendo con la legislación medioambiental”.

Ewaste está considerada la mejor industria de reciclaje de RAEE de toda Europa.

El 48% de la plantilla de Ewaste lo forman colectivos en exclusión social o con algún tipo de discapacidad, por lo que la generación de empleo es otro fuerte

Al respecto, incide en que más del 90% de los aparatos eléctricos y electrodomésticos con los que convivimos en nuestros hogares contienen sustancias peligrosas, tanto para el medio ambiente como para la salud humana. Como ejemplo, un televisor de los antiguos puede llegar a contaminar más de 80.000 litros de agua debido al fósforo que contiene en su interior. Mientras que una nevera mal gestionada en su reciclaje es capaz de liberar a la atmósfera 250 gramos de gases CFC (efecto invernadero) lo que equivale a dos toneladas de CO2, una cantidad que emite un solo coche circulando durante un año.

Actualmente, Ewaste recicla sólo el 25% del total de residuos que se generan en las Islas y durante los dos años en que se estuvo construyendo la planta, la labor de esta empresa se centró en recopilar neveras, que es lo que se trata ahora en la planta. Un complejo proceso de descontaminación que solo dura 60 segundos para garantizar más tiempo de vida al planeta.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario